Cartel a favor de REGA
Cartel a favor de REGA y de la independencia gallega.

ETA, Grapo, Al Qaeda... Uno más a la lista. La Audiencia Nacional ha iniciado los trámites para declarar a Resistencia Galega (REGA) como grupo terrorista. "Tienen cierta organización, ideología, financiación, aunque poca, y recurren al terror. Sí, son una organización terrorista", explica un veterano policía gallego.

Este año ya han cometido 13 atentados. Siempre atacan con artefactos caseros a empresas inmobiliarias, sedes de partidos políticos e infraestructuras. Pero han cruzado la línea y ya han empezado a amenazar a personas, como al juez en excedencia Javier Mínguez-Poza (le pusieron una olla explosiva en su casa), o al catedrático de Derecho Constitucional Roberto Blanco Valdés (otro artefacto en su domicilio). También atacaron la casa, el coche y el instituto donde trabaja Gloria Lago, la presidenta de Galicia Bilingüe.

Tienen cierta organización, ideología, financiación, aunque poca, y recurren al terror

El objetivo de la Audiencia es perseguir con más dureza las acciones de REGA, que hasta ahora se han castigado con levedad. Ahora las condenas llevarán los agravantes de estragos terroristas y pertenencia a banda armada. En junio de este año, el Supremo elevó de uno a cuatro años la condena a dos activistas de REGA que planearon atentar contra una inmobiliaria.

"Esta sentencia ha supuesto un punto de inflexión en la lucha judicial contra REGA. Tienen bombas caseras cuya onda expansiva puede causar daños a 80 metros. Aunque no lo tengan planeado, pueden causar víctimas", señalan los servicios antiterroristas.

¿Pero quién compone REGA? Son activistas jóvenes, que proceden de grupos radicales de extrema izquierda y de grupos ultras del fútbol gallego. "Están manejados por veteranos históricos del independentismo gallego, aunque estos jefes se cuidan de no verse implicados en los actos violentos", señalan las mismas fuentes. Y por encima de todos figura un nombre, Antonio García Martos, alias Toninho, en busca y captura desde hace cinco años. Se le considera número 1 de REGA y escondido en Portugal. Los más veteranos son ex miembros del Exército Guerrilheiro do Povo Galego Ceive (Egpgc).

Tres células operativas

En julio de 2007, tal y como publicó 20 minutos, sólo 12 miembros de REGA estaban fichados. Hoy ya son cerca de 30. "Toda su estructura no supera los 200 efectivos. Ésa es la gran diferencia con ETA, afortunadamente, que no tienen apoyo social. Sus principales problemas ahora son la financiación y mantener un número estable de militantes".

REGA tiene ahora tres células operativas en Vigo, Santiago de Compostela y otra itinerante. Actúan sobre todo en A Coruña y Pontevedra. Los servicios antiterroristas señalan que este grupo empezó en 2005 y que han tenido contactos esporádicos con ETA, "que ahora ya no se producen". ¿Qué persiguen? "Que Galicia sea independiente y que sólo se hable el gallego-lusitano. La preocupación es alta en la Policía y la Guardia Civil. El Papa visita Galicia el próximo 6 de noviembre y es una buena oportunidad para que REGA intente buscar una repercusión internacional.

Brazo armado del MNLG

Los intentos de reunificación del Movimiento de Liberación Nacional Galego (MLNG) se iniciaron en el año 2000. Son un mosaico de siglas en el que se integra el independentismo radical y violento. El primero, Proceso Espiral, se frustró en 2004. El segundo, también fallido, se conoció como Bases Democráticas Galegas. Y el último que se ha puesto en marcha se ha bautizado como Causa Galiza. El Objetivo de REGA es ser el brazo armado del MLNG.