¿Quieres bautizar a tu hijo/a como a una Infanta?

No hay bautizo igual a otro, pero algunos marcan tendencia, como el de la Infanta Leonor. Aquí van todas las claves para los padres de neófitos con pretensiones principescas.
Leonor pequeña
Leonor pequeña

El traje de Cristianar: Los tejidos tienen una vida limitada. Si pretendes bautizar a tu infante con un traje de rancio abolengo como el de Leonor, y es antiguo , o amarillea y precisa de arreglos, no lo lleves al tinte. Recurre a un restaurador textil. Por una cantidad que oscila entre los 90 y 350 euros te lo dejarán, si pueden, como nuevo.

Si tus abuelos o bisabuelos no guardaron su traje de Cristianar puedes recurrir a uno usado. En Madrid, por ejemplo en la C/ Juan de Austria, número 31, en Estudio Anticuario Hom hay maravillosos trajes de Cristianar del Siglo XIX y principios del XX en tul bordado, encajes de Valencienes, organdí y seda, con precios que oscilan entre los 100 y los 600 euros.

El traje de cristianar de los borbones ©KorpaSi optas por un traje de Cristianar nuevo, sin pedrigrí, puedes ir a Nancy, lo más de lo más en moda infantil, en la madrileña Calle Diego de León. Precios: Entre 80 y 600 euros.

El agua del Jordán: En la Calle Mayor nº49 de Madrid, en el Centro de Tierra Santa se puede adquirir agua del Jordán. Preguntar en el tercer piso por el Padre Teodoro, perteneciente a la orden de los Franciscanos Menores.

El oficiante: Si quieres que te bautize al bebé Rouco Varela, infórmate en el Arzobispado de Madrid. El día del bautismo del señor , que este año ha sido el día ocho, suele bautizar a numerosos bebés en la Catedral de la Almudena.

Los padrinos: Pues a los abuelitos respectivos aunque sean mayores, porque, que se sepa, el R

ey solo apadrina a sus nietos. Pero probad suerte y escribid al Palacio de la Zarzuela, nunca se sabe.

La Pila Bautismal: Lo llevas claro. Aunque la esperanza es lo último que se pierde. Habrá que esperar otra generación. Tu hijo tendría que contraer matrimonio con la Infanta Leonor, y sólo en ese caso, uno de tus nietos o nietas tendría acceso a la pila de Santo Domingo de Guzmán, una pieza románica de piedra recubierta de oro y plata donde fue bautizado el Santo en 1170 y que sólo es usada para los Infantes de España.

En el Monasterio de las Dominicas, sito en la madrileña Calle Claudio Coello, donde se custodia cuando no viaja a Zarzuela, una hermana nos ha asegurado que aunque en el Convento se realizan algunos bautizos de compromiso, jamás nadie ha osado meter su cabeza plebeya en semejante joya.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento