El pasado 31 de agosto un aspirante de la versión australiana de Factor X logró arrancar sonrisas y lágrimas al jurado del programa, en el que se encontraban Ronan Keating y Natalie Imbruglia, durante su turno en el casting.

Karl Dimachki, de 31 años, se recupera de un cáncer de lengua que le fue diagnosticado hace 18 meses y por el que fue sometido a una operación. Los médicos le extirparon la mitad del órgano así como los ganglios linfáticos afectados, de hecho, le aseguraron que no podría volver a cantar.

Tras explicar su historia al jurado, el joven interpretó la canción Hello de Lionel Richie. "Bien hecho" o "Eres muy valiente y tienes una voz preciosa" fueron algunos de los piropos que le dedicaron antes de votar su actuación: finalmente aprobaron su pase a la siguiente fase del concurso.