Burra rescatada del Miño
La burra y el perro han trabado 'amistad' y son inseparables. PILI PROL / LA VOZ DE GALICIA

Su destino pareceía claro. Con una piedra de unos 15 kilos colgada al cuello, en medio del río Miño, la burra debería haberse ahogado, pero un vecino del concello ourensano de Toén, la vio ir a la deriva, a cuatro metros de la ribera, y pidió auxilio a  Protección Civil, que acudió a su rescate.

Según La voz de Galicia, el animal se ha hecho inseparable de un perro que, curiosamente, también había sido hallado unas horas antes, abandonado, en la misma zona. Ambos se mueven al unísono y se niegan a separarse. El alcalde del pueblo ha solicitado ayuda para hacerse cargo de los animales. Una protectora podría hacerse cargo del burro, pero al perro, si nadie lo remedia, podría esperarle la perrera. Vista la 'afinidad' entre ambos, lo ideal sería encontrar a alguien que pudiera hacerse cargo de ambos animales.

Hasta el momento no se ha podido localizar a los dueños de ninguno de los dos animales.

Consulta aquí más noticias de Ourense.