Calas
Son flores que simbolizan la elegancia y la pureza y destinadas para ser regaladas en una amistad o como declaración de amor. Floresyjardin

Las calas destacan por ser unas flores de extrema belleza, proceden de Sudáfrica y llegaron en el siglo XVIII a Europa. Se trata de plantas vivaces y herbáceas de hoja perenne que poseen distintas variedades. También son conocidas como lirios de agua porque predominan en los jardines acuáticos y tienen una excelente capacidad para sobrevivir en suelos próximos a estanques y lagunas.

Sus hojas son de tamaño considerable, de suaves formas y verdes muy oscuro y sus flores elegantes y estilizadasSu nombre se debe al término griego "kalos", que significa bello, son flores que simbolizan la finura, la elegancia y la pureza y supuestamente destinadas para ser regaladas en una amistad o como declaración de amor. El nombre de "cala" se impuso en la estricta sociedad inglesa durante la época victoriana.

Originariamente había seis especies de esta planta pero actualmente hay cantidad de híbridos en muchos colores, las más populares y hermosas son las calas blancas y amarillas. Sus hojas son de tamaño considerable, de suaves formas y verdes muy oscuro. Por su parte, las flores son elegantes, estilizadas, bastante grandes, con forma de tulipa y de bonitos colores claros.

Suelen utilizarse en ramos o centros florales, también para resaltar y dar un toque de distinción a los "bouquets", o un aire de sofisticación. Sus líneas puras y sencillas se han utilizado mucho en ramos para novias. Durante la época modernista se convirtió en una de las flores favoritas y con la imposición del minimalismo han vuelto a cobrar importancia.

Esta especie sobresale por su versatilidad, sus únicas exigencias son temperaturas suaves y un mínimo de cuidados básicos. En realidad son unas flores ideales para decorar el jardín porque además de embellecer son fáciles de cuidar. Como su nombre indica, los lirios de agua generalmente se sitúan en jardines con estanques, dentro del agua o muy próximos porque el terreno mojado.

Estas plantas necesitan ser regadas con asiduidad para que no les falte la humedad, pero sin formar charcos en la tierraLa temperatura idónea para el crecimiento de las calas oscila aproximadamente entre quince y veinte grados. No resisten muy bien las bajas temperaturas por lo que aunque es frecuente verla como planta de exterior, también puedes cultivarla en macetas y jardineras en el interior de casa durante las épocas de frío. Aunque soportan bien la luz del sol directa, lo mejor es cultivarlas en semisombra.

Estas plantas necesitan ser regadas con asiduidad para que no les falte la humedad, pero sin formar charcos en la tierra. También hay que procurar que el terreno no tenga mucha salinidad. La cala tiene una larga floración, de entre ocho y diez días. La floración tiene lugar de un modo continuo desde finales de primavera hasta casi el fin del verano.