Hombre de entre 30 y 70 años, sin antecedentes y residente en el rural, perfil del incendiario en Galicia

Casi un 69 por ciento de los incendios en la Comunidad gallega son intencionados, según un estudio de la Fiscalía
Carlos Varela, fiscal superior de Galicia
Carlos Varela, fiscal superior de Galicia
EP/PARLAMENTO

Casi el 69 por ciento de los incendios que se producen en Galicia son intencionados, de los que un 23 por ciento se deben a prácticas tradicionales inadecuadas como la quema de rastrojos, según un estudio presentado por la Fiscalía Superior de Galicia, pionero en España, que analiza el perfil del incendiario. De acuerdo con la conclusiones obtenidas, el incendiario es un hombre de entre 30 y 70 años, sin antecedentes y adecuadamente socializado.

El estudio, que analiza 138 incendios, subraya que son personas residentes en zonas rurales próximas al incendio, por lo que suelen trasladarse a pie, y que actúan en solitario. También destaca su bajo nivel de estudios, el 61,5 por ciento eran analfabetos o contaban con estudios elementales, y la mayoría se dedicaban a tareas relacionadas con la agricultura o la construcción.

El informe, realizado por la Guardia Civil tras la oleada de incendios que afectó a Galicia en el verano de 2006, concluye también que el 68,8 por ciento de los incendios fueron intencionados, frente al 25,4 por ciento de imprudentes y un 5,8 por ciento en los que los investigadores no pudieron determinar la causa.

En cuanto a los intencionados, precisa que el 23,9 por ciento se debieron a la realización de prácticas tradicionales inadecuadas, mientras que un 17,9 por ciento fueron por motivos relacionados con la obtención de algún beneficio. Un 5,1 por ciento se debieron a un intento de causar daño a terceros y un 7,2 por ciento estuvieron relacionados con pirómanos.

En cuanto a los incendios por un origen imprudente, el origen está en barbacoas, colillas mal apagadas o también las pirotécnicas, según el citado informe.

Falta de motivación

En la presentación de este estudio, de más de 150 páginas, el fiscal superior de Galicia, Carlos Varela, ha apuntado que la motivación más peligrosa en los incendios "es la falta de motivación aparente", ha indicado al señalar que en un 20 por ciento de los fuegos se da esta circunstancia.

"Es díficil prevenir incendios que obedecen a estímulos internos o a reacciones del momento", ha indicado Varela, quien ha descartado que haya "tramas organizadas" en Galicia y ha incidido también en la importancia de diferenciar entre incendiarios y pirómanos.

El informe, que pretende servir para aumentar la vigilancia sobre posibles autores de incendios forestales, señala también un 26,8 por ciento de los incendiarios había recibido tratamiento psicológico o psiquiátrico.

DENUNCIA

Por otra parte, en la mayoría de los casos el denunciante suele ser alguien de las Fuerzas de Seguridad o los servicios de emergencia (41,3 por ciento), seguidos de los vecinos o testigos (39,9 por ciento) y del propio autor (11,6 por ciento). En el 97,1 por ciento de los casos, no existía relación entre el incendio y otro delito.

El período con mayor número de incendios suele registrarse entre junio y diciembre, un 85 por ciento, mientras que el método de ignición más utilizado es el mechero, un 50,7 por ciento de los casos.

El fiscal superior de Galicia ha insistido en que este informe pretende ayudar a "identificar" a los posibles autores de un incendio forestal, delito por el que, en lo que va de año, se ha detenido en Galicia a 47 personas. Además, se ha mostrado convencido de que contribuirá a mejorar las medidas de prevención en la lucha contra los incendios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento