La Guardia Civil de Tráfico de Navarra ha activado este domingo, en concordancia con el resto del territorio nacional, la operación especial 1 de agosto, con el fin de asegurar la fluidez y movilidad del tráfico, así como reducir al máximo los accidentes en carretera.

Así, este Cuerpo desplegará todo el potencial de servicio disponible, tanto humano como material, que se concreta en 75 patrullas específicas de la Agrupación de Tráfico, entre las que se incluyen los controles de velocidad y alcoholemia, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

El dispositivo cuenta con los apoyos de los helicópteros de la DGT, los centros de gestión del tráfico de ámbito nacional y 180 patrullas de la Comandancia de la Guardia Civil de Navarra.

De esta manera, se pretenda dar cobertura al gran número de desplazamientos previstos (en torno a unos 170.000 vehículos) en estos días (entre el 30 de julio y el 2 de agosto), por las carreteras de Navarra, cuyas vías más afectadas son la AP-68, A-12, AP-15, A-15, A-1, N-121A, A-21 y N-240.

Antes de salir de vacaciones, la Guardia Civil aconseja una completa puesta a punto del vehículo, mediante la revisión de los niveles de líquido de frenos, aceite y líquido limpiaparabrisas y anticongelante, entre otras cosas.

Además, recuerda a los conductores que en autopista y autovía circulen siempre por el carril de la derecha y no cambien de carril más que cuando sea necesario para efectuar un adelantamiento. Una vez efectuado el mismo, deberán volver gradualmente al carril derecho. Por ser el límite de velocidad 120 kilómetros por hora, es necesario aumentar la distancia de seguridad entre vehículos.

Por otro lado, aconseja descansar y dormir lo suficiente la víspera del viaje. Asimismo, recuerda que hay que evitar las comidas copiosas durante el viaje, ya que producen efectos negativos con amodorramiento y digestiones pesadas. Igualmente, llama a los conductores a suprimir cualquier bebida alcohólica.

Finalmente, la Guardia Civil recuerda la obligación de utilizar el cinturón de seguridad en las vías urbanas e interurbanas. Su uso es obligatorio tanto para el conductor, como para el ocupante del asiento delantero, así como ocupantes de los asientos traseros que dispongan de ellos.

Consulta aquí más noticias de Navarra.