El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha afirmado este miércoles que van a negociar tanto con el Gobierno central como con el Gobierno de Aragón para mantener las obras de la Ronda Norte, aunque sea "de forma parcial", tras la paralización de esta actuación anunciada por el Ministerio de Fomento dentro del recorte de inversiones para reducir el déficit público.

Gimeno ha explicado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Gobierno de la ciudad que esta semana tiene una reunión con el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente, además de que ya ha mantenido conversaciones "telefónicas" e "informales" con el Ejecutivo aragonés y con el Ejecutivo central.

"A ver si somos capaces de influir para que se mejore la situación" ya que hay tramos de la Ronda Norte en los que "no falta casi nada" para estar finalizados, ha dicho Gimeno, si bien ha precisado que el Ayuntamiento de Zaragoza "dinero no pondrá".

Ha agregado que la situación actual de las obras es "complicada y compleja" en cuanto a seguridad del tráfico se refiere, por lo que ha calificado de "preocupante" que las obras permanezcan así durante un tiempo, a lo que se suma el retraso para el desarrollo de la ciudad que supone no concluir esta infraestructura, ha comentado.

Por eso, el equipo de gobierno "va a trabajar para que los plazos" de paralización "se reduzcan lo más posible" y para articular "fórmulas múltiples" para "ir avanzando en los tramos más adelantados", algo que ha considerado que puede hacerse.

Además, ha recalcado la "sensibilidad" del Ministerio de Fomento y del secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, respecto a la construcción de la estación de cercanías de Goya y a las obras del tranvía, que no se han visto afectadas por los recortes, algo para lo que, además, "no ha habido que negociar", ha apostillado. ARCOSUR

El vicealcalde también se ha referido al anuncio realizado este martes por la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, de supresión en los próximos dos años de las ayudas a la compra de viviendas protegida con el fin de potenciar el alquiler y la rehabilitación hasta 2012 y para cumplir con el ajuste presupuestario que permita reducir el déficit público.

Gimeno ha asegurado que esta decisión "no va a afectar" este año al desarrollo del nuevo barrio de Arcosur, en la capital aragonesa, si bien ha comentado que no sabe qué ocurrirá el año que viene.

Por el contrario, la portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Dolores Serrat, ha afirmado este miércoles, en la rueda de prensa para hacer balance del actual curso político, que el anuncio del Ministerio de la Vivienda "va a afectar al desarrollo de Arcosur", un barrio en el que "miles de zaragozanos habían puesto su esperanza para poder comprar una vivienda".

En su opinión, los recortes del Gobierno central "van a generar más paro y una mayor dificultad para salir de la crisis económica", tanto en Aragón como en Zaragoza.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.