El vandalismo y el ‘botellón’ arrasan 35 solares vacíos de San Roque
Basuras tras el botellón en el parque de La Ereta. Francisco González
«El Ayuntamiento nos prometió aceras más anchas, bancos, arboledas, pero sólo hay aceras rotas y solares». Esta declaración, realizada por María Teresa Navarro, resume el sentir de los vecinos del céntrico barrio de San Antón, que sufre un estado de degradación absoluto.

Según los residentes y el PSOE, en San Antón se contabilizan hasta 35 solares (muchos de ellos pertenecen al Consistorio), que se encuentran abandonados, sucios y sin vallar. Además, se hacinan allí familias de gitanos e indigentes, que viven en chabolas en condiciones precarias y practican la venta de
 3

brigadas

municipales de limpieza limpian los restos del botellón en el Benacantil
droga al menudeo.


La problemática, según los vecinos, se ha acentuado con la práctica habitual del botellón durante los fines de semana por los jóvenes. Según la presidenta vecinal «algunos vecinos hasta han llegado a las manos con los jóvenes porque no quieren irse de aquí. Nos amenazan, escalan balcones y rompen cristales». Hasta tres brigadas municipales limpian los fines de semana los restos de botellón en San Antón, en la ladera del Benacantil.

Por su parte, la concejalía de Servicios y Mantenimiento del Ayuntamiento se limitó a decir que «estudiará las necesidades de los vecinos y habrá una reunión».