José Joaquín Ripoll.
José Joaquín Ripoll, en una imagen de marzo de 2010. Morell / EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Valencia ha emitido este miércoles un comunicado en el que asegura que el juzgado de primera instancia número 3 de Orihuela no ha ordenado la detención del presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll. Además, añade que tampoco ha acordado su citación judicial ni su imputación.

No existe resolución judicial por la que se haya ordenado la detención de persona alguna"Se debe remarcar que no existe resolución judicial, ni de forma expresa ni aún tácita, por la que se haya ordenado la detención de persona alguna. Del mismo modo, no se ha acordado la citación judicial ni imputación judicial respecto de ninguna de las personas, salvo las que en el mes de mayo de 2007 fueron objeto de detención policial y puesta a disposición judicial", reza textualmente en el comunicado del TSJCV.

Sin embargo, a las 12.00 horas de este mediodía, Ripoll ha asegurado ante los medios de comunicación que la Policía se presentó en su domicilio con el secretario judicial y que le dieron una citación para el jueves ante el juez, 8 de julio a las 14 horas.

Además, desde el PP, se acusa directamente al Gobierno de ordenar las detenciones de Alicante. El secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, ha ofrecido una rueda de prensa para decir que los arrestos fueron ordenados "por el ministerio del Interior".  González Pons ha pedido una explicación sobre lo ocurrido y sobre por qué "la policía judicial sustituyó al juez" y que todo es una maniogra política del Gobierno: "Echa tufo a detención publicitaria", ha dicho.

Pajín pide al PP que "no ataque" al estado de derechoDesde el PSOE, Leire Pajín ha exigido al PP que "no ataque" el estado de derecho criticando la actuación de policías y fiscales. A su líder, Mariano Rajoy, ha exigido que "esta vez no se esconda y actúe en consecuencia".

También se han referido a las detenciones los socialistas valencianos. El secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, ha exigido a Rajoy que disuelva todos los órganos de dirección de su partido en la Comunitat Valenciana y nombre una gestora "con carácter de urgencia" para dirigir al PPCV.