El presidente de la Real Academia Galega (RAG), Xosé Luis Méndez Ferrín, ha asegurado este miércoles que prefiere que los políticos hablen en gallego, aunque sea "mal", y ha expresado su "dolor" por el hecho de que la Iglesia católica no utilice la lengua propia de Galicia

"Yo prefiero que se hable mal que que no se hable nada", ha resuelto, preguntado sobre el nivel del gallego oral de los diputados tras una reunión con la presidenta del Parlamento autonómico, Pilar Rojo. "Hay personas que lo hablan mejor que otros y lo que hay que hacer es procurar hablarlo cada vez mejor", ha subrayado.

En todo caso, el presidente de la RAG ha incidido en que "prefiere" ver a los agentes sociales de Galicia hablando gallego, aunque sea "mal", que ver que el clero católico no hace uso de este idioma. "Eso duele, a mí por lo menos, aunque no soy religioso", ha concluido.

Por otra parte, preguntado sobre qué puede hacer la Cámara autonómica a favor del gallego, Ferrín ha recordado que "una de sus obligaciones es legislar" para proteger una lengua "minorizada y marginada" frente a otra "impuesta durante siglos". En esta línea de promover leyes que incidan sobre esta situación, ha advertido de que la Ley de Normalización Lingüística "debe ser la madre de todas las medidas que se tomen".

Finalmente, sobre la reunión que mantuvo con la jefa del Legislativo, ha explicado que únicamente fue "una visita de cortesía" a la segunda autoridad política de Galicia. "Teníamos que presentarle nuestros respetos como institución", ha señalado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.