Los Verdes de Andalucía y Baleares han expresado este viernes su rechazo a la fusión fría de CajaGranada con entidades foráneas (entre ellas, la balear Sa Nostra) y han demandado una federación de bancas públicas.

La concejal de Els Verds de Baleares en el Ayuntamiento de Palma de Mallorca, Magdaena Palou, ha mantenido hoy en Granada una reunión con la dirección política de Los Verdes de Andalucía, encabeza por el portavoz andaluz, Mario Ortega, y por el responsable de programa y estrategia política, Francisco Garrido.

Sobre la fusión fría de CajaGranada y otras entidades foráneas, Palou ha afirmado que "el trasunto de todo es limitar la capacidad de las cajas en materia de obra social e intervención y apoyo económico en sus respectivos territorios, y convertirlas en un banco privado como otro cualquiera con sede social en Madrid, y a eso nos oponemos rotundamente."

El modelo alternativo de Los Verdes es el de creación de bancas públicas territoriales con más poder sobre las mismas de la sociedad civil, y limitando el "enorme poder que tienen los partidos políticos en sus consejos de dirección". Plantean un modelo de Banca estatal pública compuesto por una federación de bancas públicas territorializadas por comunidades autónomas. Para Los Verdes de Andalucía, una banca pública andaluza es la única garantía para activar la economía real y disponer de un instrumento financiero que impida nuevos expolias de capital ambiental y humano.

Por su parte, tanto Ortega como Garrido han criticado al presidente de CajaGranada, Antonio Jara, "por plegarse completamente a la dictadura de los mercados financieros y a las políticas de privatización de la derecha más reaccionaria, olvidando cual es el verdadero fin del las cajas."

"La cuestión no es si CajaGranada mira a Sevilla o a Murcia, la cuestión es si apuesta por mirar a las necesidades de las personas y las empresas granadinas y andaluzas o por mirar a las políticas especuladoras que nos han conducido hasta aquí", ha dicho Garrido, mientras que Ortega ha apuntando que "la fusión fría supone un expolio del capital financiero procedente de los ahorradores granadinos, que no revertirá en Granada".

"La prueba está en que se han ido a Madrid a firmar el acuerdo y que la sede social de la actividad mayorista radicará en la capital española, lo que implica una pérdida de capacidad de intervención en la economía provincial", ha dicho.

Asimismo, criticaron al PSOE-A y al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, Griñán "por no intervenir con claridad en el asunto". "Que nadie se engañe. A CajaGranada no se la llevan los murcianos, o los isleños o los catalanes, sino la privatización y una estrategia sobrevenida de la desarticulación económica y política de Andalucía y del mismo estado de las autonomías", indicaron.

Según Ortega, "el Gobierno de Griñán da una nueva muestra de debilidad, de falta de dirección estratégica, de retorno al pasado, de plegarse a las imposiciones de la nefasta ministra de economía, Elena Salgado y de un presidente del Gobierno español entregado completamente a las políticas neocoms".

Consulta aquí más noticias de Granada.