En este sentido, Ferreras Alonso explicó que nadie puede poner "en tela de juicio" el Servicio Público de la Seguridad Social "ni España ni en la Unión Europea", y recordó que no se deben mezclar la crisis económica con los sistemas de la Seguridad Social.

Por lo que respecta al sistema español, aseguró que "aunque tampoco somos los mejores", es de los pocos países que actualmente tienen un superávit en las cuentas de la Seguridad Social que suponen un 0,6 por ciento del PIB, lo que supone 7.000 millones de euros este año.

"Ahora mismo hay un fondo de reserva en las arcas de más de 62.000 millones de euros y en un año se paga en pensiones unos 82.000 millones", por lo que el director general explicó que si ahora mismo no entrara ni un euro más en las arcas de la Seguridad Social, habría para pagar durante algo más de siete meses.

Sin embargo, Fidel Ferreras indicó que es imposible que se llegue a ese extremo puesto que "siempre habrá cotizantes", aunque sí que auguró problemas dentro de unos 15 o 20 años.

Los motivos de los problemas previstos les afectarán a los trabajadores de actualmente tiene 30 o 40 años, que "deben empezar a pensar que quizá deban trabajar más tiempo", y viene dados por los datos demográficos que se colocan en 1,3 niños por cada mujer en la Unión Europea.

Asimismo, reconoció que en la actualidad se incorporan al mercado laboral menos trabajadores de los que salen y "eso no es positivo", por lo que indicó que hay que empezar a hacer algunos cambios en el sistema "aunque no de forma brusca".

Del mismo modo, desde el INSS se mostraron partícipes de conservar el 'Pacto de Toledo', aunque con matices que se deben ir añadiendo según las circunstancias.

Fidel Ferreras Alonso realizó estas declaraciones en Zamora durante las Jornadas de Coordinación Transfronterizas de los Sistemas de la Seguridad Social, donde se intentará dar respuesta a los problemas más frecuentes que tienen los trabajadores en las fronteras y que se sitúan en 1,5 millones de personas en la Unión Europea.

Soluciones a problemas transfronterizos

A lo largo de ponencias y mesas de debate se espera dar respuesta a los principales problemas con los que se encuentran los trabajadores transfronterizos, aunque desde el INSS afirmaron que asuntos como el co-pago sanitario no depende de esta Administración.

Otro de los objetivos que se intentarán cumplir a lo largo de los próximos dos días es explicar los nuevos reglamentos comunitarios que entraron en vigor el 1 de mayo, y en los que se ha hecho especial hincapié en la situación de los trabajadores de las fronteras.

Entre los derechos que se ampliaron está la asistencia sanitaria para que puedan recibir prestaciones tanto en el país en el que trabajan como en el de residencia.

Consulta aquí más noticias de Zamora.