"Si Oubiña sale de la cárcel pediremos los mismos privilegios para el resto de presos"

  • Indignación en la Asociación de Ayuda al Toxicómano Érguete ante la próxima salida de la cárcel de 'narco' ourensano.
  • La organización lucha contra el narcotráfico en Galicia desde los 80.
  • Reclamarán que se extremen las medidas de seguimiento y control sobre Oubiña porque creen que reincidirá en sus actividades.
Carmen Avendaño, presidenta de la Asociación de Ayuda al Toxicómano Érguete.
Carmen Avendaño, presidenta de la Asociación de Ayuda al Toxicómano Érguete.
C. A

Indignación y escepticismo. De esta forma han acogido la futura puesta en libertad del narcotraficante gallego Laureano Oubiña en la Asociación de Ayuda al Toxicómano Érguete, que abandera la lucha contra la droga en Galicia desde 1984. Su presidenta, Carmen Avendaño, que lleva más de dos décadas luchando contra esta lacra social, no puede ocultar su perplejidad ante el abandono de prisión del 'narco' ourensano.

Oubiña fue sentenciado a una pena de prisión de 17 años y 10 meses de condena por narcotráfico y blanqueo de capitales. El pasado mes de mayo, el Tribunal Supremo aceptó el recurso presentado por la defensa sobre la sentencia de la Audiencia Nacional, reduciendo la pena en cuatro años y facilitando su inminente puesta libertad. El alto tribunal consideraba que Oubiña había cumplido las tres cuartas partes de la condena, computando en su calendario penitenciario el tiempo que estuvo en prisión preventiva, de manera sucesiva e ininterrumpida, un argumento muy discutible para Carmen Avendaño.

"Si Oubiña sale en libertad, vamos a exigir que se aplique el mismo criterio para el resto de presos que hay en España", subraya la también presidenta de la Fundación Érguete-Integración. "Cometió un delito muy grave y tememos que vuelva a las andadas", asegura Avendaño. Por ello, reclama que cuando el 'narco' abandone la prisión las autoridades extremen las medidas de seguimiento y control y se realice una investigación de las actividades económicas que desarrolle. Su asociación consiguió, después de una larga lucha, que el Pazo Bayón, propiedad de Oubiña y su esposa, fuera adjudicado por 15 millones de euros a una cooperativa gallega que dio trabajo a drogodependientes en reinserción.

Mientras tanto, Oubiña continúa en la prisión de Topas, en Salamanca. Su puesta en libertad, prevista para este lunes, dio un giro cuando el Juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, reclamó el expediente del narcotraficante que deberá realizar la Fiscalía Antidroga, posponiendo con ello su excarcelación. Su abogado, Enrique Trebolle, ha solicitado su libertad condicional a partir de este martes en una petición cursada ante el Tribunal Supremo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento