Vertido en el Golfo de México
Pelícanos se alimentan en Queen Bess Island en la bahía de Barataria. BEVIL KNAPP / EFE

Más de 160 kilómetros de la costa del estado de Louisiana (EE UU) se han visto afectadas ya por el enorme vertido generado en el Golfo de México tras la explosión de la plataforma Deepwater Horizon, propiedad de la petrolera británica BP, informó este miércoles el gobernador del estado, Bobby Jindal.

Saber si el último intento de bloquear la fuga será efectivo sería cuestión de horasEl máximo mandatario de Louisiana, que se ha venido quejando en los últimos días de la lenta respuesta al desastre que han dado tanto BP como el Gobierno federal, reiteró sus críticas contra la compañía, cuyos esfuerzos para prevenir la llegada del vertido a la costa han sido "muy pequeños y demasiado tardíos", señaló.

"Más de 160 kilómetros de nuestra costa han sido alcanzados", indicó Jindal ante la prensa, en una intervención transmitida en directo por la cadena CNN. No obstante, el gobernador de Louisiana dijo que espera saber pronto cuáles han sido los primeros resultados de la nueva técnica empleada por BP para tratar de sellar el pozo, que está expulsando al mar, desde el pasado 22 de abril, una cantidad de crudo equivalente a 5.000 barriles diarios.

Antes de la comparecencia de Jindal, la petrolera británica dió inicio a su último intento por bloquear la fuga, mediante una nueva estrategia que consiste en inyectar en el pozo del yacimiento diversos materiales sintéticos y cemento. Una técnica a la que la propia compañía ha dado unas posibilidades de éxito de entre el 60 y 70 por ciento.

"Lo que nos han dicho es que serán necesarios un par de días para implementar completamente esta estrategia, pero saber si iba a resultar efectiva sería cuestión de horas", señaló Jindal. Así que esperamos saber algo esta misma noche", añadió.