El pasado miércoles, durante la madrugada, los agentes acudieron al Paseo Ribalta, donde al parecer una persona "había trepado por la tubería de una fachada para acceder a un despacho de la zona", utilizando al técnica del escalo.

Una vez en el lugar, los policías observaron a un individuo saliendo por la ventana de la primera planta de uno de los edificios, y desde allí estaba intentando romper otra ventana paralela para acceder a otro inmueble. El hombre llevaba cubiertas sus manos con calcetines mientras intentaba forzar las ventanas con una llave inglesa.

Al detenido, que era conocido por los agentes debido a sus antecedentes, le constan más de 65 reseñas la mayoría de ellas por robo con fuerza, tres de ellas en los últimos treinta días y ha sido puesto a Disposición Judicial. Se trata de un hombre de 28 años y residencia en Castellón.

Consulta aquí más noticias de Castellón.