Según estadísticas anunciadas el jueves por la sociedad de tasación inmobiliaria Tinsa, el precio de los inmuebles de segunda mano en España a finales de septiembre es un 16,6 por ciento más caro que un año antes. En septiembre de 2004 la subida interanual de estos inmuebles superaba el 19 por ciento.

'Los datos confirman la tendencia ya apuntada en trimestres anteriores de desaceleración en los crecimientos de los valores', explicó la empresa, que en los nueve primeros meses del año ha tasado 190.000 viviendas de segunda mano.

Tinsa explicó que diez comunidades autónomas representantes del 83,5 por ciento de la actividad de este mercado registran alzas inferiores a las de hace un año.

En un encuentro con periodistas, el presidente de la firma, Ildefonso Ortega, pronosticó una continuación de la desaceleración 'suave' y explicó que, en datos intertrimestrales, el precio medio de la vivienda usada ha subido en el segundo trimestre un 3,64 por ciento, frente al 4,26 por ciento de septiembre de 2004.

Ortega explicó que a medio plazo, es previsible que se registren crecimientos más moderados, de entre el cinco y el diez por ciento interanual, aunque no quiso ser más preciso.

Ortega agregó que, al igual que está sucediendo con las nuevas promociones, el período de venta de inmuebles de segunda mano se ha dilatado, como muestra de una demanda menos acusada que en los últimos años.

'En algunos casos se ha duplicado el período de venta; los carteles (de venta) están ahora entre cuatro y cinco meses, dependiendo de la flexibilidad de la oferta', dijo, para añadir que este hecho otorga al comprador un margen de negociación a la baja 'de hasta un cinco por ciento'.

EFECTO LIMITADO DE LOS TIPOS

Con respecto a la subida de tipos de un cuarto de punto acordada por el Banco Central Europeo, Ortega reconoció que el encarecimiento del precio del dinero podría tener algún efecto sobre los precios, pero de carácter moderado.

'Indudablemente habrá una correlación entre lo que aconteció entre abril de 1999 - cuando los tipos estaban al 2,67 por ciento- y agosto de 2000 - cuando pasaron al 5,3 por ciento', dijo. 'La vivienda bajó en ese período del 17 por ciento al 13 por ciento'.

Además, añadió que el euribor - al que se referencian la mayor parte de los créditos hipotecarios - ya recoge desde hace meses la subida acordada el jueves por el BCE.

'Los titulares de hipotecas a quienes se les ha revisando ya están pagando un poco más', dijo.