En otros artículos de los Estatutos impugnados, el alto tribunal ha desestimado los argumentos de la institución académica, como por ejemplo el que hace referencia a la denominación País Valenciano.

En un comunicado, se resalta que la sentencia ha anulado parcialmente el decreto 128/2004 de la Generalitat, de fecha 30 de julio de 2004, por el que se aprobaba los nuevos estatutos de la institución.

En la sentencia, los magistrados destacan el principio de autonomía universitaria
En la sentencia, los magistrados destacan el principio de autonomía universitaria y recuerdan anteriores sentencies de los más altos tribunales dónde se admite la denominación académica de catalán para la lengua propia de la Universidad.

La resolución judicial también acepta las tesis de la Universidad respeto a la coordinación y la cooperación con el resto de universidades del área lingüística catalana, un artículo que también había sido modificado por el decreto de la Generalitat. La Universidad ha anunciado su intención de presentar el correspondiente recurso.