José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero, gesticula durante la rueda de prensa que ofreció tras entrevistarse con los presidentes del Consejo Europeo. Olivier Hoslet / EFE

El presiente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, calificó este martes de "absoluta locura" y "despropósito descomunal" las especulaciones de que España pueda necesitar en un futuro ayuda de la UE, como Grecia, y exigió que se preste atención a los datos y los hechos.

En rueda de prensa en Bruselas tras entrevistarse con los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, Jose Manuel Durao Barroso, Zapatero denunció en concreto el rumor de que España podría necesitar hasta 280.000 millones de euros, que provocó este martes una importante caída en la Bolsa.

Tras comprometerse a "combatir" ese tipo de especulaciones, aseguró que está tranquilo y tiene "confianza" en la "fortaleza y la solvencia de las cuentas publicas" españolas y en su capacidad de recuperación económica. Zapatero reconoció que le habían comentado ese rumor y su respuesta fue sencilla: "no doy crédito, no doy crédito".

No podemos estar todo el día haciendo caso a las especulaciones, tenemos que ir a los hechosA su juicio, el hecho es "muy grave" y "sencillamente intolerable", porque puede causar un efecto inmediato en los mercados de valores e incrementar el diferencial de la deuda española respecto al bono alemán.

"No podemos estar todo el día haciendo caso a las especulaciones, los pronósticos, las hipótesis, lo que puede pasar; tenemos que ir a los hechos y a los datos", subrayó Zapatero antes de recordar que la deuda española se mantiene veinte puntos por debajo de la media comunitaria. Insinuó además que el primer trimestre puede arrojar datos positivos de crecimiento, que se conocerán en los próximos días, y recordó que han aumentado los ingresos.

En su opinión, "la confianza se produce con datos y hechos, no con opiniones, proyecciones o pronósticos" y frente a los movimientos que son fruto información coyuntural o insuficiente, lo importante, dijo, es que los indicadores oficiales "vayan avalando la recuperación y el crecimiento"

Como ejemplo de las especulaciones, recordó que desde el inicio de la crisis se ha hablado del riesgo del sector financiero español, "uno de lo que mejor ha resistido", y denunció que ahora se vuelvan a escuchar opiniones "absolutamente infundadas y desproporcionadas" sobre el riesgo del sector inmobiliario para bancos y cajas.

Cualquier otra especulación sobre la zona euro es absolutamente infundada e irresponsableZapatero, que ha comparecido en solitario en la gran sala de prensa del Consejo Europeo, ratificó el respaldo del Eurogrupo a Grecia, que, dijo, "tiene lo que necesita, para que aquellos que tienen compromisos con ella puedan estar tranquilos".

En este contexto, valoró el sacrificio que tendrán que hacer los ciudadanos griegos y elogió la responsabilidad y la "valentía" del Gobierno de Giorgos Papandreu al poner en marcha un plan de reducción del déficit, consolidación fiscal y reformas estructurales.

Tras estas apreciación, insistió en que "cualquier otra especulación sobre la zona euro es absolutamente infundada e irresponsable" y recalcó que todos los países, incluidos España y Portugal, tienen la fortaleza necesaria para salir de la crisis, consolidar sus cuentas públicas y volver a una senda de crecimiento. A su juicio, el apoyo a Grecia supone un pacto de responsabilidad, credibilidad y solvencia.

Cuando los líderes del Eurogrupo se reúnan este viernes en Bruselas, añadió, demostrarán que los países europeos reman en la misma dirección, "la dirección de la confianza, de la reducción de los déficit públicos, del crecimiento económico, de la ganancia de la competitividad y de la responsabilidad compartida".

Por su parte y refrendando la palabras de Zapatero, el Fondo Monetario Internacional (FMI) negó este martes que España haya pedido ayuda internacional, como Grecia, para garantizar el pago de su deuda. "No hay ninguna verdad en esos rumores", dijo el portavoz de la entidad, Bill Murray.