Los condones y las operaciones de cirugía estética contarán para calcular la inflación

La sociedad cambia, y cada vez se venden más condones y se realizan más operaciones de cirugía estética. Tanto, que el Instituto Nacional de Estadística (INE) introducirá estos productos, y otros, como gominolas, pacharán y cacahuetes, en los cálculos del Índice de Precios al Consumo (IPC), Para que un producto entre en esa lista, debe suponer un 3 por mil del consumo medio, cifra que ya han alcanzado los preservativos y los "estirones".
Un hombre compra un condón en una máquina expendedora (FOTO: Manolo S. Urbano).
Un hombre compra un condón en una máquina expendedora (FOTO: Manolo S. Urbano).
Manolo S. Urbano

Cada cinco años cambia la lista de los 484 productos sobre los que se calcula la variación en el precio de las cosas. Es lo que los expertos denominan "cambio de base", y viene exigido por el correlato europeo del INE: Eurostat.

"En los noventa no incluíamos el teléfono móvil, pero sí desde 2001; lo mismo ocurrirá ahora con los preservativos, aunque no hay nada cerrado" declara una fuente del INE.

Todavía no está claro qué artículos caerán de la lista, aunque parece que productos y servicios como la casquería o la reparación de calzado (que todavía computan en la base actual), cada vez se consumen menos.

"Algunos medios han dicho que la carne de vacuno va a caer de la lista, eso es imposible. Desde luego va a seguir estando" indican desde el INE. "No está decidido qué productos caen", añade la fuente.

Desde el próximo mes de enero, el INE comenzará a trabajar con la nueva lista, y también con la antigua. Los primeros datos del nuevo IPC no llegarán hasta 2007, quizá entonces se consuman todavía más condones y se practiquen más operaciones de cirugía estética.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento