Emilio Botín
Emilio Botín, durante una junta de accionistas. (EFE/Alberto Aja) EFE/Alberto Aja

Los seis consejeros ejecutivos del Banco de Santander cobrarán más de 251 millones de euros en pensiones, según la información remitida por la entidad financiera a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De este grupo de consejeros es Alfredo Sáenz Abad el que mayor pensión recibiría, ya que suma 85,7 millones de euros, mientras la segunda cuantía en importancia le corresponde a Francisco Luzón López, con 53,5 millones de euros asignados.

La tercera pensión de las seis corresponde a Matías Rodríguez Inciarte, con un montante de 52,5 millones de euros, mientras para Emilio Botín, según los datos enviados a la CNMV, la pensión es de 24,6 millones de euros.

A Ana Patricia Botín le corresponden 23,7 millones de euros y la menor pensión corresponde a Juan Rodríguez Inciarte, con una cantidad de 10,9 millones de euros.

Cifras "obscenas"

El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha pedido este sábado a las entidades financieras que actúen con sentido común a la hora de fijar pensiones millonarias en estos momentos en que "tantos españoles y personas que viven en España los están pasando muy mal".

En referencia a la pensión que 85,7 millones de euros que cobrará Alfredo Sáenz, Granado ha señalado que hay cifras que llaman la atención en momentos de gran crecimiento económico pero que ahora son "obscenas".

El secretario de Estado ha pedido a las entidades financieras "que reflexionen" porque los impositores que tienen sus depósitos en esas entidades "seguramente no contemplan con gran agrado que los directivos de esas mismas entidades tengan unas compensaciones tan abusivas en estos momentos tan difíciles".