Pañuelo en el instituto
Algunas de las menores que decidieron llevar 'hiyab' a su instituto de Pozuelo de Alarcón, en solidaridad con su compañera Najwa Malha. JJ Guillén / EFE

El polémico uso del 'hiyab' o pañuelo islámico en los colegios ha regresado al ojo del huracán en los últimos días. Y es que la joven Najwa Malha, española de origen marroquí, denuncia que lleva dos meses sin poder asistir a clase junto a sus compañeros porque su instituto, el IES Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón, le prohíbe acudir a clase con el pañuelo.

La noticia vuelve a poner sobre la mesa un tema que reaparece cíclicamente desde 2002, año en que se registró el primer conflicto entre la dirección de un centro escolar y la comunidad musulmana en España a causa de la utilización de este atuendo en las aulas.

  • El caso de la pequeña Fátima Elidrisi saltaba a los medios de comunicación en enero de 2002. La dirección del colegio de El Escorial en el que estaba matriculada la niña, que por entonces contaba con 13 años de edad, manifestó su negativa a que ésta acudiera a clase con el típico velo musulmán. Con ello se desencadenaba una batalla entre el centro, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y el padre de la joven que finalmente fue saldada con su traslado a un instituto público en el que se le permitió acudir con 'hiyab'.
  • Cinco años después, en marzo de 2007, salía a la luz una historia similar. Shaima Saidani, de 9 años, dejaba temporalmente una escuela de Girona, cuyo reglamento interno impedía la asistencia a clase con la cabeza cubierta. Nuevamente, se hizo necesaria la intervención de la Consejería de Educación para que la niña pudiera utilizar el 'hiyab', aunque rechazó regular el uso del pañuelo islámico en las escuelas catalanas.
  • La controversia continuaba meses después, con el inicio del nuevo curso. El propio Ministerio de Educación se veía obligado a intervenir en el caso de dos niñas, Nawal Amar y Nahid Mohamed, de 12 y 13 años, a las que se impedía asistir con ‘hiyab’ a un colegio de Ceuta. "Debe primar el derecho a la educación", aseguraba el director provincial del ministerio, José León Molina, mientras el padre de Nahid, Saib Mohamed, recordaba "el derecho de las alumnas a cursar sus estudios y a que se respeten sus creencias religiosas".
  • Pero el pañuelo islámico en los centros educativos ha despertado polémica en distintos lugares del mundo. Quizá uno de los más llamativos sea el de la joven británica Shabina Begum, una estudiante de 15 años, a la que se le impidió en 2002 asistir a su colegio de Luton, al norte de Londres, por llevar el 'niqab', un vestido islámico, en lugar del uniforme. Con ello se abría un largo litigio con la Justicia que se extendería a lo largo de cuatro años y que culminaría en 2006 con un dictamen de la Cámara de los Lores, la mayor instancia judicial británica, en favor de la escuela.

Nombres  distintos para realidades diversas

La vestimenta de las mujeres islámicas suele ser objeto de confusión. Hay que hacer cuatro distinciones:

  • 'Hiyab': La prenda más extendida entre las musulmanas (chiíes) de países occidentales, cubre el cabello y, normalmente el cuello. Se puede acompañar de ropa occidental o de una abaya (túnica).
  • 'Chador': Es un velo largo, amplio que cubre, como el 'hiyab', cabello y cuello, pero que alcanza hasta los pies.
  • 'Niqab':  Es el 'hiyab' llevado a su extremo (musulmanas suníes), un velo que sólo deja sin tapar los ojos.
  • 'Burka': Es una túnica que cubre a la mujer de pies a cabeza y deja una rejilla en la cara para que puedan ver.
Encuesta

¿Debe prohibirse el uso el velo islámico a las chicas musulmanas en los centros educativos?

Sí, se debe eliminar cualquier símbolo religioso en las aulas, ya sean musulmanes, católicos o de otra religión.
39,79 % (5070 votos)
Sólo si las normas del centro así lo estipulan, igual que se prohibe ir con gorra o en bañador.
19,91 % (2537 votos)
No. Se debe respetar la libertad religiosa de todos los alumnos.
40,3 % (5136 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.