Aviones de la OTAN sufren problemas en los motores por las cenizas volcánicas

Un caza F-16, como los que han sobrevolado Europa.
Un caza F-16, como los que han sobrevolado Europa.
THE FLYING KIWI

Varios aviones militares de la OTAN han realizado vuelos de prueba en puntos no precisados de Europa y han retornado con problemas en sus motores por la ceniza volcánica, según dijo este lunes una fuente diplomática estadounidense.

Los aviones eran cazabombarderos F-16 y sufrieron "cristalización" de minerales en el interior de los motores, aunque pudieron aterrizar sin problemas en sus bases, señaló. La fuente, que pidió el anonimato, no detalló ni la nacionalidad de los aparatos ni la fecha o la zona en la que volaron, aunque sólo ocho países europeos poseen este modelo de caza, entre ellos Dinamarca y Noruega, dos de los países más afectados por las cenizas.

La nube de ceniza procedente del volcán islandés Eyjafjalla es "un asunto serio" para los militares de la OTAN, e incluso en Estados Unidos se ha reducido el alcance de varias maniobras, añadió.

Los ministros de Exteriores de la OTAN tienen prevista una reunión informal los próximos jueves y viernes en Tallin, la capital de Estonia, cuya celebración está en el aire en función de cómo evolucione la situación en las próximas horas.

Las cenizas volcánicas son muy peligrosas para los aviones, ya que contienen cristales y minerales altamente corrosivos, que pueden desgastar los compresores de las turbinas y colapsar los motores, provocando su parada. Además, pueden cubrir y bloquear los sensores de los aviones, provocando un mal funcionamiento en los sistemas de vuelo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento