Félix Rodríguez de la Fuente
Félix Rodríguez de la Fuente en una de sus imágenes más características. EFE

Dos años después de que el espacio de crónica rosa Aquí hay tomate cerrara sus puertas, un juez ha condenado a Atlas, productora de dicho programa, así como a Telecinco -cadena donde se emitió- a pagar una multa de 100.000 euros  por mancillar el honor de Félix Rodríguez de la Fuente.

La familia del naturalista denunció al programa por cuestionar su trabajo y valía Según adelantó el lunes la página Vertele.com y, un día después, recogen la mayor parte de los diarios, la familia del naturalista denunció el espacio conducido entonces por Jorge Javier Vázquez y Carmen Alcayde por cuestionar el trabajo realizado por su pariente, así como su valía.

La sentencia les ha dado la razón y establece que, con su contenido, Aquí hay tomate vulneró el derecho al honor y la profesionalidad del conductor de El hombre y la Tierra y ocasionó daños morales notorios evidentes.

El dinero deberá ser entregado a las hijas de Félix Rodríguez de la Fuente.

La noticia llega cuando se acaban de cumplir tres décadas de la muerte del investigador.