La ministra de pesca noruega, Helga Pedersen, se reunirá mañana con representantes españoles para intentar solucionar el conflicto suscitado por el arresto de los dos pesqueros.

Así lo indicó a Efe el portavoz del ministerio de pesca noruego, Sigbjorn Larsen, quien sin embargo rechazó comentar las manifestaciones del secretario general español de Pesca Marítima, Juan Carlos Martín Fraguerio.

El secretario de pesca ha amenazado con llevar el caso al Tribunal de la Haya
Fragueiro había amenazando con recurrir al Tribunal de La Haya, si Noruega no libera de "inmediato" a los dos buques españoles apresados en aguas y no traslada a las autoridades de España el expediente sancionador para que puedan ser juzgados en este país.

"No creo que ningún país salga ganando con la pesca incontrolada de los recursos del Mar de Barents y alguien tiene que ocuparse del trabajo de control", respondió la ministra Pedersen a pronunciamientos en España que ponen en entredicho la soberanía noruega en torno al archipiélago de Svalbard.

Las autoridades noruegas liberarán al arrastrero gallego Monte Meixueiro, arrestado la madrugada del viernes al sábado, en uno o dos días y el "Garoya Segundo" no será puesto en libertad hasta dentro de una semana, como mínimo, informó a EFE Tryls Fyhn, el gobernador civil de Tromso (localidad en el noroeste de Noruega).

Fyhn añadió que las sanciones pecuniarias (multa y embargo) ascenderán a varios millones de coronas y los capitanes de los barcos recibirán sendas multas.

El Gobierno ha pedido la liberación de los dos buques, según Galicia
El Gobierno central había solicitado antes la liberación de los dos buques gallegos apresados, tras comprobar que el Garoya Segundo, que en teoría estaba cumpliendo una misión de investigación en la zona del Ártico donde fue capturado, había pescado fletán ilegalmente.

Un problema que viene de atrás

El Ministerio de Asuntos Exteriores se encuentra a la espera de la notificación oficial Noruega que explique el apresamiento de los dos barcos por considerar que se trata de un "problema jurídico que no es nuevo".

Así, explicaron que España y otros países europeos consideran que sigue en vigor el Tratado de París de 1920 por el que los signatarios reconocen a Noruega soberanía sobre el archipiélago de Svalbard a cambio de concesiones como la de pesca.

Por contra, según las mismas fuentes, Noruega argumenta que la Ley del Mar ha invalidado los preceptos de dicho tratado y que los pesqueros deben regirse por el reglamento relativo a las zonas de protección marítima, establecido unilateralmente por Noruega, a 200 millas náuticas del archipiélago.

Según Exteriores, España "no se opone" a que Noruega declare el archipiélago como zona de protección, pero considera que eso no le permite apresar barcos de bandera extranjera en aguas jurisdiccionales.

"Este no es un problema ni nuevo, ni sólo de España", aseguraron las fuentes, quienes señalaron que en 2004 Noruega apresó en condiciones similares a dos pesqueros vascos y que, entonces, la Comisión Europea "apoyó las tesis españolas".

NOTICIAS RELACIONADAS: