Estados Unidos limitará el uso de armas nucleares a "circunstancias extremas"

  • Se hace pública la nueva estrategia nuclear del país.
  • Definen el terrorismo nuclear como el peligro "más inmediato".
  • Esta semana firmará un nuevo tratado con Rusia sobre el asunto.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla en el Capitolio de Washington.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla en el Capitolio de Washington.
MICHAEL REYNOLDS / EFE

El Gobierno de EE UU sólo se planteará el uso de armas atómicas en "circunstancias extremas", según su nueva estrategia nuclear dada a conocer este martes, que también define el terrorismo nuclear como el peligro "más inmediato" de la actualidad.

En esta nueva estrategia, EE UU se compromete, con ciertas precauciones, a "no utilizar ni a amenazar con armas nucleares" a los países que no cuenten con estos arsenales y cumplan sus obligaciones dentro del Tratado de No Proliferación.

En caso de que esos países atacaran a EE UU con armas biológicas o químicas, Washington respondería con una fuerza "militar convencional devastadora", según el plan de la Casa Blanca.

Pero EE UU, matiza el informe, se reserva el derecho de modificar su compromiso ante el "potencial catastrófico de las armas biológicas y los rápidos avances" en esas tecnologías. En el caso de los países que no respeten el TNP, EE UU sí prevé "una estrecha gama de circunstancias en las que las armas nucleares pueden desempeñar un papel".

Ataque nuclear

Por ello, el gobierno estadounidense no está dispuesto a declarar que utilizará "exclusivamente" su arsenal atómico en caso de un ataque nuclear por parte de otro país, como habían esperado algunos sectores progresistas. Sí, subraya, "trabajaremos para establecer las condiciones en las cuales se pueda adoptar con seguridad esa política" en el futuro.

El informe alerta también de que el terrorismo nuclear es el "peligro más extremo e inmediato" de la actualidad y grupos como Al Qaeda, añade, están dispuestos a utilizar bombas atómicas si logran hacerse con ellas.

La otra gran amenaza es la "proliferación nuclear", según el documento, que cita en concreto a Irán y Corea del Norte, cuyo "comportamiento provocador ha aumentado la inestabilidad en sus regiones y podría generar presiones en los países vecinos para plantearse también ellos mismos obtener armas nucleares", según EE UU.

La lucha contra la no proliferación es una de las piedras angulares de la política exterior del presidente de EE UU, Barack Obama, quien hace un año planteó en Praga una propuesta para lograr un futuro sin armas nucleares y quien se dispone a firmar el jueves, también en esa capital, un nuevo acuerdo de reducción de armas nucleares con Rusia.

Revisión de la Postura Nuclear

La Revisión de la Postura Nuclear (NPR por sus siglas en inglés) se emite con cada nuevo mandato presidencial por orden del Congreso estadounidense. Hasta ahora, la última databa de 2002, durante el mandato de George W. Bush.

La NPR de Obama se esperaba inicialmente para diciembre, pero su publicación se aplazó en varias ocasiones por aparentes diferencias en el seno de la Administración sobre su contenido.

Este informe se ha dado a conocer un día antes de que Obama parta hacia Praga para firmar en la capital checa con el presidente ruso, Dmitri Medvédev, un nuevo tratado de reducción de armamento atómicoque sustituirá al de 1991, que expiró el pasado diciembre.

Además, el presidente estadounidense será el anfitrión la próxima semana en Washington de una cumbre sobre seguridad nuclear a la que están invitados los jefes de Estado o de Gobierno de 44 países, entre ellos España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento