Geri Halliwell
La ex 'Spice Girl' Geri Halliwell. ARCHIVO

La ex Spice Girl afirma que sigue viva gracias a Robbie Williams, pues fue el cantante quien le animó a buscar ayuda médica para la bulimia que padecía. Ahora, Geri Halliwell ha querido mostrar su agradecimiento al cantante por la ayuda prestada, pues reconoce que sin él hoy podría no estar viva.

El aspecto de Geri Halliwell sufrió un cambio considerable tras dejar las Spice Girls, pues la cantante comenzó a perder peso de forma evidente, sembrando las dudas sobre un posible desorden alimenticio.

Comenzamos una gran amistad cuando dejé las 'Spice Girls'; él podía entenderme después de su experiencia con 'Take That'

Ahora, Halliwell ha reconocido que padeció bulimia nerviosa, una enfermedad que le hacía darse atracones de comida y después vomitar lo ingerido.

"Me preocupaba engordar. Comía muchísimo y me sentía gorda, empezaba a encontrarme mal, era horrible", ha explicado la cantante, según informa Contact Music.

La inglesa ha afirmado que la gravedad de su caso fue tal que, si no llega a ser por la ayuda de su amigo Robbie Williams, quizá hoy no pudiera contarlo.

"Robbie sabía lo de mi bulimia y me recomendó que buscara ayuda, que fuera a rehabilitación, y es posible que eso me salvara la vida. La bulimia habría ido a peor sin ello, siempre le estaré agradecida, siempre", ha declarado.

Y es que abandonar las Spice Girls no fue algo agradable para la cantante, y en esos momentos su mayor apoyo fue el intérprete británico: "Robbie y yo comenzamos una gran amistad después de que dejara las Spice Girls. Me sentía sola, como si él fuera la única persona que pudiera entenderme después de su experiencia con Take That".