Raúl Castro lamenta la muerte del preso político cubano Orlando Zapata

Numerosas personas se concentran frente a la Embajada de Cuba en Madrid por la muerte del disidente Orlando Zapata.
Numerosas personas se concentran frente a la Embajada de Cuba en Madrid por la muerte del disidente Orlando Zapata.
Gustavo Cuevas/ EFE

El presidente cubano, Raúl Castro, lamentó este miércoles la muerte del preso político cubano Orlando Zapata, aseguró que es el resultado de la relación con Estados Unidos y afirmó que en la isla no hay torturas, en una declaración enviada a la prensa.

"No existen torturados, no hubo torturados, no hubo ejecución. Eso sucede en la base (estadounidense) de Guantánamo", en el este de Cuba, afirmó el mandatario al ser consultado por periodistas brasileños en el Puerto de Mariel, que visitó con el presidente de ese país, Luiz Inácio Lula da Silva.

El comunicado cubano enviado a la prensa extranjera acreditada en la isla, a la que no se permitió el acceso a Mariel para cubrir la visita de Lula, tiene solo tres párrafos y dice que se obtuvo la declaración "vía telefónica", mediante "una fuente que se encontraba en El Mariel".

Zapata Tamayo, albañil de 37 años detenido desde 2003, falleció el martes en el hospital Amejeiras de La Habana, al que fue trasladado desde un centro médico para reclusos tras pasar 85 días en huelga de hambre.

De acuerdo con fuentes opositoras, el fallecido exigía ser tratado como "prisionero de conciencia", condición que le reconoció Amnistía Internacional (AI).

Diálogo con EE UU

Durante la visita a Mariel, Castro también afirmó que su Gobierno está dispuesto a dialogar con Estados Unidos, pero con condiciones, según medios brasileños.

"Queremos discutir con el Gobierno de EE UU todos los problemas que ellos quieran. Repito tres veces: todos, todos, todos. Pero sólo aceptamos si es en absoluta igualdad", dijo Castro según la agencia brasileña Estado, que acompañó la visita.

El mandatario agregó que en un eventual diálogo los representantes del gobierno de Washington "pueden preguntar de todo, pero también queremos preguntar de todos los problemas de Estados Unidos".

Castro reconoció que en la isla no existe "máxima libertad de expresión", problema que atribuyó a Washington. "Aquí no hay la máxima libertad de expresión. Eso es cierto. Pero si Estados Unidos nos dejara tranquilos podría haber esa máxima libertad", afirmó, según la agencia brasileña.

Lula, por su parte, evitó comentar la muerte del disidente.

Ola de detenciones

Tras la muerte de Zapata se ha desatado una "oleada de represión política", con al menos 25 detenidos y otros tantos retenidos en forma ilegal en sus casas, según ha denunciado la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

El portavoz de la comisión, Elizardo Sánchez, dijo que han confirmado al menos 25 "detenciones arbitrarias" en las provincias orientales de Cuba, "sobre todo para evitar que los disidentes asistan a los funerales de Zapata Tamayo".

Además, indicó que la Comisión ha confirmado "otras tantas retenciones extrajudiciales" en todo el país de personas a quienes la policía política les ha prohibido salir de sus casas "bajo amenaza de ser encarcelados".

"Les han colocado vigilancia policial frente a las casas", añadió Sánchez.

Según precisó, la mayoría de las detenciones han sido en la provincia oriental de Holguín, la tierra natal de Zapata Tamayo, donde debe ser enterrado este miércoles, en la localidad de Banes.  No obstante, Sánchez resaltó que existe "casi absoluta incertidumbre sobre si el cadáver llegó a Banes y a qué hora tendrá lugar el entierro".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento