La mayor parte de la flota permanece amarrada a puerto en el litoral de las provincias de A Coruña y Pontevedra, que hoy están en alerta naranja por mar de fondo y mar de viento; mientras que las embarcaciones de la costa lucense, en alerta amarilla, sí salieron a faenar con normalidad.

Según informaron a Europa Press lonjas y cofradías, por el mal estado del mar en la provincia de A Coruña hoy no salieron a faenar, entre otros, los barcos de Aguiño, Ares, Camariñas, Cedeira, A Coruña, Corme, Malpica o Muxía. En donde sí salieron "en general" fue en Muros, según indicaron fuentes de la cofradía.

Por su parte, los pescadores de Laxe y Ferrol salieron "en parte" y dos tercios de las embarcaciones de Cariño desarrollaron su actividad con normalidad.

Por contra, en la provincia de Pontevedra prácticamente está toda la flota amarrada, como ocurre en Baiona, Bueu, Cambados, Pontevedra y Marín. En O Grove salieron algunos barcos y en Cangas lo hicieron las embarcaciones que trabajan dentro de la propia ría y muy próximas a puerto

Por su parte, en la provincia de Lugo las embarcaciones salieron a faenar con normalidad al no haber problemas en el mar, según indicaron las cofradías de Burela, Cervo y Foz. En Ribadeo trabajaron "algunos", que ya regresaron a puerto.

MeteoGalicia avisa que el litoral coruñés y las Rías Baixas estarán durante todo el día en alerta naranja por mar de fondo de componente Oeste, con olas de entre cinco y siete metros.

En A Mariña lucense y en las Rías Baixas se prevé nivel amarillo por mar de viento por vientos del Suroeste fuerza 7. Además, en el litoral de la provincia de Lugo se espera mar de fondo del Noroeste por encima de los tres metros de altura.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.