Más de 1.200 coches incendiados y 312 detenidos a lo largo de la noche en Francia

Los refuerzos policiales desplegados para combatir una décima noche de disturbios en Francia no lograron evitar que aumentaran los destrozos, con casi 1.300 vehículos quemados y numerosos edificios afectados, así como los detenidos, que ascendieron a 312.
Un coche calcinado en el barrio de Aulnay-sous-Bois, al norte de París
Un coche calcinado en el barrio de Aulnay-sous-Bois, al norte de París
Reuters

Suburbios de ciudades de toda Francia se vieron afectados por el estallido de violencia que tiene bajo presión al Gobierno, cuyos mensajes -combinados de firmeza y medidas para atacar problemas sociales de fondo- no están dando resultados por el momento.

Los datos ofrecidos a media mañana del domingo por la policía señalan que 1.295 vehículos fueron quemados, frente a los casi 900 de la noche precedente, y también aumentó el número de detenciones ya que fueron 312 los arrestados, frente a los 250 de la noche del viernes al sábado.

Las fuerzas del orden, reforzadas en la periferia de París con 2.300 antidisturbios, además de cientos de bomberos llegados de diversos puntos del país, tuvieron que hacer frente a choques con grupos de jóvenes violentos que buscaron el contacto directo.

Más de una docena de heridos

Los incidentes más graves se produjeron en Evreux (noroeste), donde ardieron un centenar de coches en La Madeleine, un barrio en el que hubo enfrentamientos con los agentes y siete antidisturbios acabaron contusionados.

Otros tantos policías sufrieron heridas leves en Pau (sur), ciudad en la que se reprodujeron ese tipo de choques y una veintena de coches fueron pasto de las llamas en dos barrios periféricos.

En Evry, al sur de la capital francesa, dos personas resultaron heridas de levedad y un centenar tuvieron que ser evacuadas por el incendio de un centro de acogida de inmigrantes. En esa misma localidad, la policía municipal descubrió un taller de confección artesanal de cócteles molotov y detuvo a seis menores.

Los disturbios llegan al centro de París

Los disturbios afectaron también a la ciudad de París, donde fueron quemados 32 coches y se registran destrozos incluso en las proximidades de la plaza de la República, en el mismo centro.

Algunas iniciativas ciudadanas pudieron evitar males mayores, como las patrullas organizadas al margen de la acción policial por una cincuentena de jóvenes de Clichy-la-Garenne, ciudad limítrofe con París, para tratar de disuadir a otros jóvenes de que cedieran a la espiral de la violencia.

Seis helicópteros con equipamiento de visión nocturna y cámaras sobrevolaron barrios del extrarradio de la capital, pero también de Toulouse, Lille, Estrasburgo y Rennes, para tratar de controlar a los jóvenes violentos.

Saldo de diez jornadas de disturbios

En total, más de 3.450 coches, camiones y autobuses han ardido desde que estallaron los disturbios tras la muerte, el jueves de la semana pasada, de dos adolescentes, electrocutados en un transformador eléctrico donde se habían escondido porque se creían perseguidos por la policía.

Sarkozy, apoyado por el 57% de la población

El ministro del Interior, Nicolas Sarkozy, abanderado de la postura de "firmeza" frente a los altercados en el Gobierno, visitó por la noche varias comisarías e incluso intercambió en Evry algunas palabras con detenidos, muchos de ellos poco más que adolescentes.

Sarkozy había tratado de "gentuza" y "chusma" a los jóvenes autores de violencias

Sarkozy se cuidó en público de evitar el vocabulario guerrero -había tratado hace una semana de "gentuza" a los jóvenes autores de violencias- por el que han pedido su dimisión muchas voces en la oposición de izquierdas -aunque no oficialmente el Partido Socialista- y en los barrios afectados.

A su favor, el titular de Interior tiene el fin de las voces discordantes con su acción dentro del Gobierno y una encuesta publicada hoy por "Le Parisien", según la cual cuenta con el apoyo de un 57% de los franceses, aunque un 73% juzgan que sus intervenciones son demasiado mediáticas, y un 63% que ha utilizado términos chocantes.

Con sus provocaciones verbales, Sarkozy tiene una gran parte de responsabilidad de la escalada de los últimos días
Consciente de esas corrientes de opinión, el primer secretario socialista, Francois Hollande, afirmó que "con sus provocaciones verbales, Nicolas Sarkozy tiene una gran parte de responsabilidad de la escalada de estos últimos días", pero no pidió su dimisión para no añadir "más polémica al dolor de los barrios afectados y a la muy difícil misión" de policía, bomberos o trabajadores sociales.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento