¿Es necesario que el Código Penal español recoja la cadena perpetua?  ¿Sería constitucional? ¿Serviría para algo? ¿Es el sistema judicial español demasiado "blando"? Éstas y otras preguntas han surgido en los últimos días al reabrirse el debate sobre la cadena perpetua en nuestro país. 20minutos.es ha consultado con expertos y juristas para intentar despejar las dudas que plantea este debate.

¿Por qué se ha reabierto el debate?

Dos factores coincidentes han provocado que este debate, cíclico y nunca cerrado, se volviera a abrir en los últimos días. El primer aniversario de la desaparición de la joven sevillana Marta del Castillo y la detención del 'Rafita', uno de los condenados por en el asesinato de Sandra Palo, como en su momento el caso de Mari Luz, han reactivado la alerta social.

La madre de Sandra Palo volvió a pedir la instauración de la cadena perpetua y ese llamamiento encontró su público en el Partido Popular. Dirigentes como Javier Arenas, Esperanza Aguirre o María Dolores de Cospedal apoyaron su instauración o, al menos, la apertura del debate. El presidente del partido, Mariano Rajoy, aseguró que "no hay que tener miedo a un debate sobre el asunto, sobre todo si se trata de la cadena perpetua revisable".

¿Tiene alguna finalidad?

En los últimos dos años, este debate se ha vuelto a reabrir al menos tres veces, "normalmente por razones políticas, electoralistas o sentimentales, pero sin razones de fondo", asegura el portavoz de Jueces para la Democracia, el magistrado Miguel Ángel Gimeno Jubero, que nunca prosperaron.  "En los últimos tres años, jamás nadie lo ha planteado de manera seria, como proposición de ley", asegura Gimeno Jubero.

Es un debate iluso y demagógico"Es un debate iluso y demagógico", asegura otro juez, Marcelino Sexmero Iglesias, portavoz de la Asociación de Jueces Francisco de Vitoria, que "explota el dolor de las víctimas".  "Es un debate artificial", valora Jacobo Dopico, profesor titular de Derecho Penal de la Universidad Carlos III.

"Este debate no nos parece serio", afirma Giulia Tamayo de Amnistía Internacional, "en estos momentos hay en trámite una reforma del Código Penal en el que cada partido político puede proponer las enmiendas que considere. Ése debería ser el escenario de debate".

¿Es constitucional? ¿Cuál es la opinión de los jueces?

Todos los expertos consultados coinciden en que la cadena perpetua es inconstitucional. El artículo 25.2 de la Constitución española dice categóricamente que todas las penas "estarán orientadas hacia la reeducación y reinserción social".  "Nuestra constitución fue más progresista que las del resto de Europa", asegura Sexmero Iglesias y, de este modo, "no admite demasiado juego", según el magistrado Gimeno Jubero, en este caso.

La cadena perpetua no tiene encaje constitucionalLa asociación de Jueces para la Democracia (JPD), la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y la asociación de magistrados Francisco de Vitoria han coincidido en que la cadena perpetua"no tiene encaje constitucional"

No sólo eso, la cadena perpetua iría en contra de la esencia del sistema punitivo español. Esta pena lleva más de 150 años fuera del sistema judicial en nuestro país. Ni siquiera en el franquismo (que admitía la pena de muerte) estaba contemplada teóricamente (aunque sí contemplaba penas larguísimas que, de facto, se podrían comparar a la perpetua).

Se trata de excitar los sentimientos de venganza y eso no tiene límites"No sólo es que pensemos que sería terrible para la sociedad e inconstitucional", asegura el profesor Jacobo Dopico, y explica: "Se trata de excitar los sentimientos de venganza y eso no tiene límites; los partidos juegan a endurecer las penas por motivos electoralistas y podríamos llegar a casos más extremos como en California (EE UU) que por tres infracciones medias (robo con violencia, por ejemplo) te puede caer la perpetua".

Sin embargo, siempre hay otras opiniones. Hace dos años el vocal del Consejo del Poder Judicial, Enrique López, llamaba a abrir el debate para evitar la reincidencia y basándose en conceptos como el de "peligrosidad social".

¿Y la opinión pública?

En mayo de 2009, una encuesta realizada en España reveló que el 82% de los españoles estaban a favor de la implantación de la cadena perpetua (un 51% de manera revisable y un 31% sin condiciones).  La encuesta se realizó con 1.200 entrevistas telefónicas y fue realizada en el marco del primer Barómetro del Observatorio de la Actividad de la Justicia, elaborado por la Fundación Wolters Kluwer y Metroscopia, con la colaboración del despacho de abogados Garrigues y Banesto

20minutos.es ha salido a la calle a preguntar a los ciudadanos y la respuesta ha sido que prácticamente la mayoría de los encuestados han afirmado estar a favor de la implantación de la cadena perpetua revisable. Además, casi todos han coincidido en catalogar al sistema judicial español como "blando", sobre todo ante determinados delitos como los de sangre.

¿Qué significa tener cadena perpetua revisable?

Aunque la pena perpetua que implica el pasar en prisión el resto de la vida del condenado, en España el debate se centra, y los políticos que se han expresado sobre este aspecto lo han matizado inequívocamente, en la modalidad reversible. Esta aplicación de la pena es habitual en muchos países europeos y supone condenas a prisión indeterminadas que son revisadas cada cierto tiempo, dependiendo de cada legislación.

¿La tienen otros países democráticos?

Francia, Bélgica, Austria, Alemania y Reino Unido, por citar algunos ejemplos, tienen esta modalidad de cadena perpetua revisable en sus legislaciones. "Ésta se reserva para los delitos más atroces, no para los más mediáticos", matiza Tamayo "no obstante, el porcentaje de casos en que se aplica esta pena es mínimo": casos  como el asesino y pederasta Marc Dutroux en Bélgica.

El caso paradigmático es el de EE UU que sí tiene la cadena perpetua en su legislación, aunque su aplicación depende de los diferentes estados. Tiene, sin embargo, muchos claroscuros. "En EE UU se dan casos de menores que son sepultados en las prisiones, sin posibilidad de que se revise su caso y sin dejar lugar a la rehabilitación y a la reeducación", explica la representante de Anmistía Internacional.

¿Serviría para disuadir a los criminales?

La mayoría de los expertos consultados por 20minutos.es están seguros que no sería así. "La cadena perpetua no tiene efecto intimidatorio", afirma Gimeno Jubero y pone como ejemplo a EE UU cuyos niveles de criminalidad no disminuyen a pesar de esta pena.

En los países con perpetua revisable, al final cumplen menores que en España"EE UU es un estado penitenciario", sentencia el profesor Dopico. A pesar de tener cadena perpetua y pena de muerte en muchos de sus estados, de cada 100.000 habitantes hay más de 600 en prisión (unas seis veces más que en los países europeos occidentales con más población reclusa).  Sus niveles están a la altura de China o Rusia.

"En aquellos países con perpetua revisable, al final se cumplen penas menores que en España," asegura el juez Sexmero Iglesias de la Asociación Francisco de Vitoria que concluye afirmando que  "no se va a conseguir más años de carcel con esa pena".

¿El Código Penal español es "blando" sin esa condena?

El artículo 76 del Código Penal español pone como pena límite 40 años de prisión "cuando el sujeto haya sido condenado por dos o más delitos de terrorismo". Más de lo que suelen cumplir la casi totalidad de los condenados a cadena perpetua revisable en el resto de Europa. Y para prueba un caso, el del preso español que más tiempo lleva en prisión: Manuel Pinteño lleva 32 años encarcelado sin delitos de sangre en su haber, únicamente robos e intentos de fuga.

Nuestros sistema es el más duro de Europa Occidental"Nuestro sistema penal es notablemente duro, en términos relativos", asegura el portavoz de Jueces para la Democracia, aunque admite que "se puede mejorar". Y argumenta: "La delincuencia es menor que en los países del entorno, pero nuestros índices de población reclusa es superior. No es un sistema blando".

La población de nuestras cárceles es un buen dato para medir la "dureza" del sistema legal.  "Es el más duro de Europa Occidental", explica el profesor Dopico que ofrece un dato, "en España de cada 100.000 habitantes, hay 166 en prisión".  Reino Unido, que es otro país con muchos presos en Europa y contempla la cadena perpetua, tiene a unos 110 por cada 100.000 habitantes.

No sólo eso, en España en enero de 2010 hay 75.916 presos, según los datos de Instituciones Penitenciarias,  casi 43.000 más que en 1990 y unos 30.000 más que en 2000. "Este incremento no se corresponde ni con el aumento de criminalidad y ni con el de población", asegura Jacobo Dopico. Según su análisis, el sistema penal español se ha ido endureciendo, primero con la supresión de las reducciones de penas  por trabajo (en 1995) y con la ley de cumplimiento íntegro y efectivo de las penas (en 2003).