El presidente de EE.UU., Barack Obama, cumple este miércoles su primer aniversario en el poder con la amargura de la derrota demócrata en las elecciones del martes al Senado en Massachusetts, que hace que este partido pierda la mayoría absoluta en la Cámara Alta y pone en peligro la reforma del sistema de salud.

Los republicanos ahora pueden vetar las propuestas legislativas de la mayoría en el SenadoLa pérdida de mayoría en el Senado se ha dado después de que el republicano Scott Brown derrotara a la fiscal estatal Martha Coakley en los comicios celebrados este martes en Massachusetts para designar al sucesor en la cámara alta del senador Ted Kennedy, fallecido en agosto.

Los republicanos tendrán ahora 41 votos frente a los 59 de los demócratas, el número mínimo para que el partido de la oposición pueda vetar las propuestas legislativas de la mayoría.

La pérdida de la mayoría absoluta hace peligrar la reforma sanitaria, la gran prioridad legislativa de Obama. Tanto el Senado como la Cámara de Representantes han aprobado sendos proyectos de ley sobre la reforma, que ahora deben fusionar, pero los republicanos se oponen tajantemente a la medida.

Aniversario sin celebraciones

Obama cumple un año en la Casa Blanca y no habrá celebraciones oficiales por el aniversario. El actual clima político no propicia los festejos. El país continúa su crisis económica y la creación de empleo no despega. Las guerras en Irak y Afganistán no sólo no han concluido sino que, en el caso de esta última, ha escalado en su intensidad.

La popularidad del presidente, que tras su investidura superaba el 70 por ciento, ronda ahora apenas el 50 por ciento.