Los cuerpos carbonizados de dos personas fueron hallados este martes de madrugada tras el incendio registrado en una chabola ubicada en la calle Cobre de la madrileña localidad de Leganés, según informó un portavoz del servicio de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Cuando aparezca la tercera persona se podrá saber si estaban en estado de embriaguez o de qué manera antes del incendio

El centro de emergencias recibió una llamada a las 2.12 horas de este martes en la que se alertaba de un incendio en una infravivienda, pero cuando llegaron los bomberos y la Policía local "el incendio estaba prácticamente extinguido". En un primer momento, se temió que se encontrasen tres personas en el interior de la chabola, pero finalmente las dotaciones desplazadas al lugar, entre ellas una UVI móvil remitida por el Summa, localizaron dos cadáveres.

El incendio pudo deberse a la combustión de una estufa, según fuentes municipales, que no han podido determinar si era "eléctrica o de brasas". Según las mismas fuentes, los cuerpos corresponden a una mujer, R. N. G., y a un hombre cuyo nombre empieza por la inicial V. De momento se desconoce la edad de ambos, pero las fuentes aseguran que al menor la mujer residía "con carácter habitual" en la chabola.

Una tercera persona

La Policía busca a una tercera persona, apodada Jota, que acompañó a los dos fallecidos hasta unos minutos antes del incendio que acabó con sus vidas, según algunos testigos del suceso y habitantes de chabolas cercanas.

Cuando llegamos ya nos dimos cuenta de que los cuerpos estaban calcinados. Aun así, tratamos de apargarlo incluso con la nieve

"Están buscando al tercer acompañante que los abandonó una hora antes (del suceso). De ese modo, se podrán saber las circunstancias, si estaban en estado de embriaguez o de qué manera antes del incendio. Hasta que no aparezca esta personas no podremos saberlo", asegura uno de los testigos.

Unas diez personas, todos ellos habitantes de las chabolas, fueron las primeras en intentar sofocar el fuego, según explicaron ellos mismos. "Cuando llegamos ya nos dimos cuenta de que los cuerpos estaban calcinados. Aun así, tratamos de apargarlo incluso con la nieve, pero ya estaba todo destruido", aseguró otro testigo.

Una relación afectiva

Los fallecidos tenían una relación afectiva desde hace aproximadamente un año y vivían en esta chabola construida en base a puertas de madera y cartones. Precisamente por ello, según los testimonios de los testigos, la hipótesis de que el incendio se debió a una estufa comienza a perder fuerza.

Probablemente ha sido una vela que se pudo quedar encendida mientras ellos estaban dormidos

"Probablemente ha sido una vela que se pudo quedar encendida mientras ellos estaban dormidos", manifestó uno de los vecinos que aludió al modo en que han aparecido los cuerpos. "Se han asfixiado y no se han dado cuenta de que ardían", añadió.

 

Unas 14 personas habitan chabolas de estas características ubicadas en la trasera del centro psiquiátrico José Germain de Leganés. "Nos conocemos todos, la policía viene a echar un vistazo de vez en cuando y los únicos incidentes que ocurren son cuando alguien se emborracha, hace ruido y se quejan los del psiquiátrico", señaló.

Una zona polémica

El lugar donde se ha producido un incendio  es una zona donde hay varias chabolas y, según las declaraciones de otros residentes, las dos víctimas pudieron fallecer inicialmente por "asfixia", ya que, según los primeros indicios, "no intentaron huir". El Ayuntamiento comprueba si la mujer estaba siendo atendida por los Servicios Sociales.

La chabola estaba en una parcela ubicada tras el instituto psiquiátrico José Germain, propiedad de la Comunidad de Madrid. Los vecinos de San Nicaso y el propio Ayuntamiento de Leganés llevaban años solicitando su desalojo, según fuentes municipales.

La proliferación de este foco, muy próximo a las nuevas viviendas del Ensanche de San Nicasio, provocó las quejas de los residentes en la zona, según denunció el Grupo municipal socialista, por las condiciones higiénicas, aunque admitieron que no se ha detectado un incremento de la delincuencia en el entorno.

Consulta aquí más noticias de Madrid.