Lugares de ocio y evasión, puntos de encuentro y divertimento para todo el mundo. O para casi todos. Los discapacitados madrileños han denunciado la discriminación que sufren a la entrada de muchos bares de copas de la capital; no les dejan pasar al "no responder a los cánones físicos habituales" abusando así, de forma ilegal, del derecho de admisión.

El portero nos frenó diciendo que el local estaba lleno, mientras dejaba entrar a otro grupo de gente que había llegado después de nosotros

Al parecer, tal y como denuncia Javier Font, presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad (Famma), en muchas discotecas, el culto a la imagen es tal que "sólo se permite pasar a gente guapa y cuerpos Danone cuasi perfectos, rechazando al diferente".

Diferente, y muy humillada, tuvo que sentirse Clara, una chica en silla de ruedas, cuando el portero de Madrid Madriz, un pub situado en la zona de marcha de los bajos de Aurrerá (Moncloa) le impidió la entrada: "Nos bloqueó el paso alegando que iban a cerrar. Cuestión razonable si fueran las cinco de la mañana, pero no la una. Después nos volvió a frenar diciendo que el local estaba lleno, mientras dejaba entrar a otro grupo de gente que había llegado después de nosotros", explica.

Finalmente, el portero les confesó que su jefa había pedido a sus trabajadores que no dejaran entrar a nadie con silla de ruedas, al tiempo que les espetaba: "Esto es como los institutos. Si no entráis en este local podéis tomar copas en otro".

Apelando al derecho de admisión se me denegó la entrada por mis condiciones físicas

"Me parece horrible todo lo sucedido. Apelando al derecho de admisión se me denegó la entrada por mis condiciones físicas. Situación que, a mi entender, era en realidad una discriminación", relata Clara.

Un caso muy similar es el de José Luis, de 30 años. Padece una minusvalía leve que le afecta al habla y le hace andar con cierta dificultad; ha sufrido múltiples problemas en las discotecas de Madrid.

Creen que está borracho

José Luis cuenta cómo muchos controladores de acceso a diversos bares de copas le confunden con un borracho debido a su problema físico y no le dejan acceder. "Al final, si les presento el carné de discapacitado me dejan pasar, pero en algunos casos ni con eso, como en una famosa discoteca del Paseo de Recoletos. No quieren que entren al local personas con discapacidad, y eso es una discriminación en toda regla", afirma.

Famma apuesta por luchar contra "el importante desconocimiento" que existe sobre el colectivo y por hacer llegar información a los locales, aprovechando que los porteros de discotecas deben estar ahora acreditados.

Más patrullas 'antirruido'

El Ayuntamiento de Madrid ampliará el ámbito de actuación de las unidades nocturnas de control de ruido en las zonas de ocio, que tienen su principal actuación entre jueves y sábados. Los equipos de inspección conjuntos, formados por técnicos de medio ambiente y policías municipales, trabajan en horario nocturno para responder a las demandas vecinales que se producen por motivos acústicos, y que se suelen plantear el tiempo real, mientras se desarrollan las patrullas, y en las inspecciones de oficio.

No quieren que entren al local personas con discapacidad, y eso es una discriminación en toda regla

Fiestas de Nochevieja. 251 peticiones. La Comunidad de Madrid ha recibido 251 peticiones de locales de ocio nocturno para ampliar su horario durante las fiestas de Navidad. Aunque aún no ha percibido ningún requerimiento para macrofiestas de Nochevieja.

Porteros de noche. Sólo 17 denuncias. Casi tres mil porteros de discoteca operan en la región con el certificado que obliga a llevar la Comunidad. Hasta el pasado agosto, el Ayuntamiento de Madrid sólo interpuso 17 denuncias por trabajar sin carné.

Ruido de la terrazas. Nuevos permisos. Pese a que llevaban prohibidas desde 2006 por el ruido que generaban, el Ayuntamiento de Madrid volverá a permitir instalar nuevas terrazas en las plazas de Chueca, Dos de Mayo y plaza del Ángel.

Licencias 'Guateque'. Deben 4 millones. Los locales del caso Guateque, la trama de licencias del Ayuntamiento de Madrid, acumulan más de 1.272 faltas sin pagar debido a fallos burocráticos. Son casi cuatro millones de euros en total.

Consulta aquí más noticias de Madrid.