Cartel de apoyo a Diego.
Cartel de apoyo a Diego, al que se culpó en principio de la muerte de la hija de su pareja. Víctor Lerena / EFE

El acusado por error de la niña fallecida en Tenerife, Diego, ya está en su casa después de que el pasado lunes ingresara en un centro hospitalario para recibir atención psiquiátrica y ha asegurado que tanto en los medios de comunicación como en todos lados le "han tratado peor que a un terrorista".

Va a iniciar acciones legales contra los médicos y contra la prensaDiego, que reconoció estar "sedado, hasta arriba de medicamentos y en manos de un psiquiatra", dijo que tiene "claro" que va a iniciar acciones legales primero "contra los médicos" pero también contra la "prensa, telediarios y todos los que han vertido mierda". "Todos lo van a pagar", sentenció en una entrevista a Canarias Radio La Autonómica. "Vamos a por todas. A por médicos, a por lo que haga falta. Mi abogado lo tiene todo, todo. Libros, fotos, bueno. Lo tiene todo", explicó.

El jóven de 24 años reconoció estar "muy mal" y que "para superar esto va a pasar mucho tiempo" y conseguir pasar página de un episodio en que todo el mundo "culpa a una persona sin saber la verdad".

Lo peor, tener que ver la foto de la niña muerta

Añadió que la Policía lo trató "como una mierda" y como "lo peor" y que le "amenazaron". Además, aseguró que lo que más le duele de todo es haber perdido a la niña "por culpa de un médico" que les dijo que "no hacía falta radiografía ni nada" y que la mandó a casa, pero que "lo peor" que le "ha pasado en la vida" es cuando "la Policía judicial" le enseñó la "foto de la niña muerta".

"Me ha dolido ver, enseñarme, la foto de la niña muerta. Me han llegado a enseñar una foto de la niña muerta. La policía judicial. Ha sido lo peor, lo peor, lo peor, para mí lo peor que me ha pasado en mi vida", sentenció.

Diego explicó también que no ha podido viajar a Madrid para el entierro de la pequeña y que ni siquiera ha podido hablar con la madre, Belén, porque ella "está muy mal", aunque comentó que tiene "previsto ir a Parla (Madrid)".