La Unión de Consumidores de Ávila criticó hoy la falta de competencia en el sector energético en la provincia y exigió al Servicio de Defensa de la Competencia de la Junta de Castilla y León que asegure una "verdadera competencia" en el sector en todo el territorio, "de forma que no haya población discriminada en este sentido dependiendo de su lugar de residencia".

Los problemas se conocen a raíz de que en las últimas fechas los clientes de la tarifa de último recurso de Endesa están recibiendo "una comunicación en la que se les indica que a comienzos del año que viene se tiene previsto un cambio regulatorio por el que los clientes que aún tienen contratada la Tarifa de Último recurso serán traspasados a la comercializadora correspondiente".

En esta comunicación se invita a los clientes a que permanezcan en la compañía, respetándoles supuestamente el precio que paga actualmente pero pasándole al mercado libre, y "a cambio se oferta un servicio de reparaciones urgentes para el hogar de forma gratuita durante un año".

Para evitar que el cliente pase al mercado libre, se da un plazo de 30 días para que se comunique a la compañía el desacuerdo del cliente con este cambio contractual, y "de no hacerse esta comunicación, Endesa entenderá que se aceptan las nuevas condiciones, que nos obligarán a permanecer como clientes de la compañía durante un año y, una vez cumplido este plazo de permanencia se puede pedir un cambio de tarifa o de compañía, pero siempre hay que manifestarlo con un mes de antelación".

Los consumidores explican que esta mecánica "es justamente la contraria de la que utilizó Iberdrola en su momento para el servicio de suministro de energía eléctrica", cuando esta organización aconsejó a los consumidores que "no hicieran nada, para intentar conservar las mejores condiciones en sus contratos hasta que se aclarara el funcionamiento del mercado", si bien ahora "el consejo tiene que ser el contrario, y para evitar posibles sorpresas en la tarifa de nuestros contrato, hay que comunicar a la empresa nuestro deseo de permanecer con la tarifa de último recurso, rechazando expresamente la nuevas condiciones propuestas por la comercializadora, en el plazo de 30 días que nos dan".

Advierten de que en Ávila "la única empresa con la que se puede dar de alta el servicio de suministro de gas ciudad es precisamente Endesa, que se traduce en la obligatoriedad de que los consumidores abulenses sólo podamos contratar este servicio con una sola empresa, obligándonos a una permanencia mínima de un año", lo cual consideran de "una gravedad extrema, ya que atenta abiertamente con las leyes de la competencia que se suponen están aseguradas por la legislación regulatoria que liberalizaba el mercado energético y además supone una clara indefensión de los consumidores".

Ante el hecho de que las compañías ofrecen números telefónicas de atención al cliente de tarificación especial que suponen un coste añadido, recomiendan comunicar con Endesa en el número fijo que se corresponde con el servicio de atención al cliente (935 07 47 67).

Consulta aquí más noticias de Ávila.