Aminatu Haidar
La activista saharaui Aminatu Haidar, durante su huelga de hambre. EFE

La activista saharaui Aminatu Haidar se encontraba este lunes en buen estado de salud tras haber iniciado el domingo por la noche una huelga de hambre y haber dormido a la intemperie, a las afueras del aeropuerto de Lanzarote, para conseguir regresar a El Aaiún, de donde fue expulsada por las autoridades marroquíes el pasado sábado. Fue detenida cuando volvía de Nueva York después de recibir un premio

Aminato Haidar, conocida como la Ghandi saharaui, fue detenida el pasado viernes en el aeropuerto de El Aaiún cuando volvía a su país después de recibir en Nueva York el 'Premio Coraje Civil 2009' de la Fundación Train.

Así lo manifestó el presidente de la comunidad saharaui en Lanzarote, Hamudi Isemo Mussa, quien señaló que Haidar, por la mañana, una vez abierto el aeropuerto, regresó a la terminal de salidas acompañada por varios miembros del colectivo.

José Morales Braun, secretario general del Sindicato Obrero Canario, que ha permanecido junto a Aminatu Haidar desde su llegada a Lanzarote, dijo que la activista y sus acompañantes fueron desalojados de la terminal del aeropuerto por la Guardia Civil sobre las doce de la noche, al igual que el día anterior.

Sin incidentes

Morales señaló que no se registraron incidentes durante el desalojo, ya que las personas fueron sacadas del recinto por la Guardia Civil una a una y la última en salir fue Haidar, quien fue transportada al exterior en una camilla dado su estado. Las horas que pasaron en el exterior del edificio resultaron "bastante duras"

Añadió que las horas que pasaron en el exterior del edificio resultaron "bastante duras, tanto por el frío, como por la abundante presencia de mosquitos".

Fuentes del colectivo saharaui destacaron la firme voluntad expresada por Haidar de continuar en huelga hasta ser trasladada a El Aaiún. La activista saharaui ha reivindicado una intervención urgente del secretario general de Naciones Unidas para garantizar su protección personal.