Ignacio Fernández Toxo
El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo. ARCHIVO

El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha cifrado en más de 450.000 empleos los que se podrían salvar en España si se aplica el denominado "modelo alemán" del reparto de trabajo.

Ese modelo, propuesto por CC OO al Gobierno, pasa por hacer compatible la reducción de la jornada laboral con las prestaciones por desempleo, lo que en Alemania ha permitido evitar "no menos" de 450.000 empleos, según Toxo.

Según Toxo, el Gobierno es el que "debería tomar la iniciativa" para aplicar este modeloAntes de presidir una asamblea de delegados de CC OO de Sevilla, Toxo ha dicho en rueda de prensa que el Gobierno es el que "debería tomar la iniciativa" para aplicar este modelo porque "no habría dificultad" de que ellos llegaran a un acuerdo con la UGT para desarrollarlo.

El Gobierno tiene ahora abierto el cauce en el Parlamento para aplicarlo de forma "rápida", ha subrayado Toxo, tras indicar que ha hablado por teléfono con la ministra de Economía, Elena Salgado, y ella le ha dicho que "le parece bien". En España "es más fácil no renovar los contratos temporales que hacer el esfuerzo de organizar el trabajo de otra manera en las empresas", ha subrayado Toxo.

El dirigente sindical ha dicho que esa medida, que "tiene un gran potencial y hay que mirarla con mucho cariño", necesitaría un "ajuste" y "una mayor competencia a la negociación colectiva para que tuviera la eficacia" de Alemania.

El 'modelo suizo'

Respecto al denominado "modelo suizo", que consiste en repartir todas las horas laborales en un año en función de la demanda de actividad, Toxo ha dicho que ese tipo de acuerdo ya se alcanzó con Astilleros Españoles en 1995.

Para su aplicación sería necesario como "contrapartida" que se generalizara "la intervención de los representantes de los trabajadores en la organización del trabajo", según Toxo.

La primera medida en diálogo social

La primera medida que podría estudiar el Gobierno con sindicatos y patronal cuando se reanude el diálogo social es la posibilidad de que las empresas puedan reducir jornadas laborales y compensar éste a los empleados por las no trabajadas, señaló el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho.

Así lo dijo tras intervenir en el debate del dictamen de los Presupuestos Generales del Estado en el pleno del Congreso al explicar a la prensa que podría existir un "amplio consenso" entre sindicatos y patronal para abordar un nuevo sistema laboral que permita a las empresas hacer "suspensiones de horarios", tal como ocurre en Alemania.

En otras economías lo que sucede es que el despido es la ultima opción" (Celestino Corbacho)

Puntualizó que se trataría de un mecanismo similar al actualmente vigente con los expedientes de regulación de empleo temporales aunque indicó que los "ajustes horarios" sólo podrían hacerlo empresas de un "tamaño mínimo", sobre todo del sector industrial.

Explicó que en Alemania, cuando una empresa tiene que bajar su producción puede ajustar horarios de la plantilla, y que cuando así sucede el trabajador cobra de la empresa las horas trabajadas y es compensado con un porcentaje respecto de las horas que no trabaja, a la vez que dedica parte de las no empleadas a la formación.

Actualmente en España la filosofía es que cuando hay crisis, todas las empresas ajustan plantilla

Recordó que actualmente en Alemania hay 1,5 millones de personas que tienen reducida la jornada laboral y dijo que se trataría de que en un futuro los "ajustes económicos no recaigan sólo en las plantillas".

"Actualmente en España la filosofía es que cuando hay crisis, todas las empresas ajustan plantilla y los trabajadores temporales pasan directamente al paro, cuando en otras economías lo que sucede es que el despido es la ultima opción", aseveró, tras añadir que debe haber "instrumentos en el medio para pasar los baches".

Desbloqueo de los convenios colectivos pendientes de 2009

Por otro lado, la Junta Directiva de la CEOE ha aprobado este martes por unanimidad el acuerdo con los sindicatos CCOO y UGT para desbloquear los convenios colectivos pendientes en 2009, lo que abre la puerta a la negociación para los tres próximos años y a la reanudación del diálogo social..