La Federación Internacional de Automovilismo apartó a Briatore de por vida del deporte el pasado septiembre por su participación en un escándalo de amaño de carrera en el Gran Premio de Singapur el año pasado.

El italiano ha dicho que argumentará que no se respetó su derecho a una defensa libre y justa.

Las apelaciones se registrarán el martes, dijo un portavoz del tribunal.