Un año y cinco meses después del arresto en Francia de Francisco Javier López Peña, alias Thierry, responsable del aparato político de ETA, la Policía gala, en colaboración con la Guardia Civil, detuvo ayer lunes a dos pesos pesados del Poltsa, la dirección política e ideológica de la banda terrorista.

La misión de Aitor Elizaran era tutelar a la izquierda abertzale Se trata de Aitor Elizaran Aguilar, de 30 años, y Ohiana San Vicente Saez de Zerain, de 32. Elizarán es uno de los jefes políticos, "pero no el único",  señalan fuentes antiterroristas a 20 minutos: "Hay otro hombre y otra mujer con las mismas responsabilidades". Lo que está claro es que Elizaran ocupaba un cargo destacado en la cúpula. Su misión era tutelar a la izquierda abertzale, una especie de 'comisario político'. Ohiana San Vicente era su lugarteniente.

De hecho, Elizaran se reunió en las últimas semanas con Arnaldo Otegi, según las mismas fuentes, que fue detenido el pasado martes 13 de octubre junto a otros 9 dirigentes de la izquierda abertzale. Querían formar Bateragune (que en euskera significa "todos juntos"), un intento de reconstruir una nueva Batasuna. Eso sí, bajo el tutelaje de ETA. Otegi y otros cuatro dirigentes ya están en prisión. "Esas reuniones de Otegi han supuesto la caída de Aitor y Ohiana. Un equipo del CNI seguía a Otegi, que los llevó a la cúpula política".

En un Audi robado

Los dos terroristas fueron detenidos en Carnac, una localidad de la Bretaña francesa. Los dos circulaban en un Audi A3, robado la semana pasad cerca de Angers (departamento de Maine et Loire). Iban armados y portaban documentación falsa y material informático.

Elizaran forma parte de lo que los servicios antiterroristas califican de 'salvaguarda ideológica' de ETA. Hijo del dirigente etarra Justo Elizaran Sarasola, alias 'Periko', asesinado por el GAL en 1979. Cuando su padre murió, el pequeño Aitor tenía solo dos meses. "Pertenece a los clanes familiares que dominan ETA. Lleva en la sangre la ideología etarra. Por eso, a pesar de su juventud, tienen ascendencia y responsabilidad dentro de la banda", señalan expertos antiterroristas de la Guardia Civil.

Impuso el euskera como obligación para ejercer altos cargos en ETA Esa 'salvaguarda ideológica' es la que ha provocado que Elizaran, junto al resto de la cúpula política, haya impuesto en ETA que el euskera sea el único idioma de comunicación en el seno de la banda terrorista. "De hecho, hablar y conocer la lengua vasca es condición obligatoria para poder ejercer responsabilidades en ETA".

La verdad es que el historial de Elizaran no tiene desperdicio. Forjado en la kale borroka, tiene 43 antecedentes por violencia callejera. Se encuentra huido desde julio de 2001, cuando consiguió eludir su detención en la operación policial contra Segi, la organización juvenil ilegalizada de ETA.

Tres condenas

Tiene tres condenas pendientes. La primera, de diez años, por haber arrojado varios artefactos incendiarios contra dos oficinas bancarias y la Casa del Pueblo del barrio donostiarra de Alza, en 1998. Otros 14 años por ser uno de los dirigentes de Segi. La tercera condena es de Francia y es de dos años.

Ohiana San Vicente fue responsable de Jarrai en Álava y concejal por Euskal Herritarrok Por su parte, Ohiana San Vicente estaba en a lista de los terroristas más buscados. Fue responsable de Jarrai en Álava en 1999, y de Segi, en 2002. También fue concejal de Euskal Herritarrok en la localidad alavesa de Salvatierra y candidata en 2003 por la lista Aguraingo Bidea, una lista prohibida por los tribunales. Huyó en diciembre de 2008 tras anunciar a los cuatro vientos su ingreso en ETA en una rueda de prensa.

Según ha constatado el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, Elizaran era "el responsable de impartir las instrucciones de la banda a la izquierda abertzale".

Un hombre de 'Txeroki'

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, destacó ayer la importancia de la detención de Aitor Elizaran y aseguró que fue designado por 'Txeroki', ex jefe militar de ETA ya detenido, para sustituir a 'Thierry' en el aparato político tras el arresto de este último. Otras fuentes destacan la amistad de Elizaran con Egoitz Urrutikoetxea, hijo del histórico Josu Ternera. En lo que va de año ya han sido detenidos en España y en Francia 77 etarras.