Un total de veinte ecologistas fueron detenidos en la noche del domingo tras bajarse del tejado del Westminster Hall, la parte más antigua del edificio que alberga el Parlamento británico, donde habían acampado junto a otros 25 compañeros de Greenpeace para protestar por la falta de acción frente al cambio climático.

Cambiad la política, salvad el planeta En el exterior Palacio de Westminster se podían ver pancartas con mensajes como "Cambiad la política, salvad el clima", según informa el diario The Times. El director de Greenpeace, John Sauven, explicó que los manifestantes querían quedarse hasta que llegaran los diputados, que reanudaban este lunes su labor tras las vacaciones de verano, para pedirles que firmen un plan.

En virtud de ese plan, se comprometerían a reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero para el año 2030, detener la expansión de los aeropuertos, fomentar la energía eólica y establecer unos impuestos que graven las actividades contaminantes. "Tenemos que subir la temperatura del debate porque realmente se nos agota el tiempo. Queda un minuto para que sea medianoche y hay tan poco tiempo y tanto que hacer", declaró anoche.

"Si queremos que la gente vuelva a tener trabajo y llenar industrias nuevas que puedan ser competitivas y resolver los problemas del cambio climático, los partidos políticos tienen que transmitir el mensaje no sólo con palabras sino también con hechos", subrayó.

Tras negociar con la Policía, algunos de los manifestantes bajaron  del tejado y fueron detenidos. Una portavoz de la Policía Metropolitana dijo que "20 personas han sido arrestadas por entrar en un sitio protegido y se encuentran bajo custodia en una comisaría de la Policía del centro de Londres".