Los Javis reflexionan sobre el 'bullying': "Lo arrastras siempre, luego creas entornos seguros y se te olvida, pero está ahí"

Javier Ambrossi y Javier Calvo con Carlos del Amor en 'La matemática del espejo'.
Javier Ambrossi y Javier Calvo con Carlos del Amor en 'La matemática del espejo'.
RTVE
Javier Ambrossi y Javier Calvo con Carlos del Amor en 'La matemática del espejo'.

Carlos del Amor recibió este jueves a los Javis en La matemática del espejo, programa de La 2 en el que la pareja de cineastas exploró no solo su parte profesional, sino también la más personal.

Y, precisamente, se abrieron en cuerpo y alma sobre su etapa en el colegio como chicos LGTBI, y reflexionaron sobre salud mental y sobre el bullying que sufrieron.

"Yo he ido 10 años a terapia, todas las semanas, y mejoré un montón", explicó Ambrossi. "Yo llegué a estar mal, luego he estado muy bien y luego trabajar me ha hecho dejarlo en el punto en el que conseguí estar bien y vivir con ello".

"Sí pasas página, pero la página de atrás sigue estando", sostuvo. "El bullying en un colegio en el que eres el diferente lo arrastras siempre, lo que pasa es que luego creamos entornos seguros en los que puedes ser tú mismo, y se te olvida, pero está ahí".

De hecho, el hermano de Macarena García aseguró que, a día de hoy, a sus casi 40 años, se encuentra con un "grupos de chicos adolescentes" y su "primer impulso es cambiar de acera o tener miedo".

Por su parte, Javier Calvo opinó que "lo que aprendes de pequeño te persigue de una manera, para siempre". "Si de pequeño no te paran de decir que eres malo, ¿tú qué crees? Que eres malo", defendió y explicó que esta era un poco la premisa de La Mesías.

"Hay una cosa en nuestra generación y en las que venían antes, que te meten la culpa dentro, te meten la sensación de que quien tú eres es algo malo y que tienes que avergonzarte o tienes que ocultarlo. Creo que eso siempre se queda ahí", reiteró.

Ambrossi, por su parte, consideró que hay gente de generaciones anteriores que aún ven con reticencia ir al psicólogo, mientras que la gente más joven, o va a terapia o "tiene muy integrado el discurso de que es lógico o necesario" ir.

"Cuando empecé a ir (al psicólogo) todavía era medio raro, como que algo grave pasaba. Pero mi familia lo entendía", recordó. "Yo me miraba al espejo, me iba a vestir y no me quería vestir, tenía tristeza interior, no sé si depresión o qué, no llegué a ponerle nombre".

"Luego ya vino Javi, que fue para mí el momento vital más importante. El que realmente me dio ganas de vivir fue él, por cómo es él", alabó. "Javi tiene una cosa vital, optimista, de autoestima bien puesta, de querer comerse el mundo".

20minutos

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento