El Parlament aprueba el nuevo Estatut de Cataluña con la oposición del PP

La sesión del viernes, la tercera y última de un pleno parlamentario histórico, deparó una votación con 120 votos a favor y 15 en contra, estos últimos todos del PPC.
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, y el líder de la oposición y presidente de CiU, Artur Mas, se abrazan tras alcanzar un acuerdo para la aprobación del nuevo Estatut en el Parlament de Cataluña.
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, y el líder de la oposición y presidente de CiU, Artur Mas, se abrazan tras alcanzar un acuerdo para la aprobación del nuevo Estatut en el Parlament de Cataluña.
Alberto Estévez/EFE

El pleno del Parlamento aprobó este viernes, con los votos a favor del PSC, CiU, ERC e ICV-EUiA, y en contra del PPC, la proposición de ley orgánica de reforma del Estatuto de Cataluña, que queda de esta forma listo para su tramitación en las Cortes.

El acuerdo plasmado en la Cámara catalana, que fue recibido entre fuertes aplausos, fue posible gracias al pacto que sellaron el jueves el tripartito y CiU sobre la propuesta de financiación del Estatut y el modelo de laicidad en la enseñanza.

Los diputados votaron poco antes de las 11 de la mañana y el proyecto quedó aprobado por 120 votos a favor y 15 en contra.

La anécdota de la votación se produjo al "olvidarse" la integrante de la mesa de la Cámara Carmen Carretero de citar a la diputada de CiU Meritxell Borrás, lo que fue corregido al momento.

El hemiciclo presentó un lleno en su tribuna, con representantes de la sociedad civil y política catalana, y tras la votación comenzaron a intervenir los cinco líderes parlamentarios, el primero de ellos Joan Saura, de ICV-EUiA.

Previamente al inicio de la votación, que dio comienzo poco antes de las once de la mañana, el presidente del Parlament, Ernest Benach, agradeció a los diputados su actitud durante el desarrollo de este pleno, que comenzó el pasado miércoles.

Desde primera hora de la mañana los líderes políticos fueron desfilando por los pasillos del Parlament, reclamados por los medios de comunicación, para valorar el acuerdo alcanzado ayer tras una maratoniana sesión que comenzó a las diez de la mañana y acabó a las dos menos cuarto de la madrugada.

La batalla del Estatut está ahora en manos de los ciudadanos españoles
El presidente de la Generalitat,
Pasqual Maragall, aseguró que su mensaje a España es "escúchanos, que nos entenderemos", y admitió que "la batalla" del Estatut está ahora en manos de "los ciudadanos españoles", ya que el nuevo texto será remitido a las Cortes.

 Benach entregará la propuesta a Marín la semana que viene

El presidente del Parlament, Ernest Benach, entregará la próxima semana al presidente del Congreso, Manuel Marín, la propuesta de nuevo Estatut para que se inicie su tramitación parlamentaria en Madrid.

Paralelamente, el Parlament deberá introducir en su próximo pleno --previsto para el próximo día 6 de octubre-- un punto en el orden del día para designar a los tres representantes de la cámara catalana que defenderán el proyecto en el Congreso cuando se debata la toma en consideración. La previsión es que esos tres diputados sean Pasqual Maragall, Artur Mas y Josep Lluís Carod-Rovira.

Por su parte, la Mesa del Congreso deberá admitir a trámite la propuesta de nuevo Estatut y la Junta de Portavoces deberá fijar una fecha para que el pleno del Congreso debata y vote la toma en consideración. Para superar este trámite se requiere mayoría simple.

A continuación, la Mesa del Congreso abrirá un plazo de presentación de enmiendas. Después, el texto y las enmiendas pasarán a la Comisión Constitucional del Congreso, que deberá designar una delegación negociadora, que se reunirá con otra delegación del Parlament y que serán paritarias.

Esta comisión mixta Congreso-Parlament estudiará las enmiendas presentadas por los grupos y preparará el texto que se deberá debatir en la Comisión Constitucional y que después se debatirá y votará en el Pleno del Congreso.

La aprobación del nuevo Estatut requiere en el Congreso el voto a favor de la mayoría absoluta
La aprobación del nuevo Estatut requiere en el Congreso el voto a favor de la mayoría absoluta --un mínimo de 176 diputados--. Si se aprueba,
el nuevo Estatut será enviado al Senado para que lo ratifique.

El último trámite que deberá superar el nuevo Estatut es la convocatoria de un referéndum en Catalunya para que los catalanes lo ratifiquen. Si durante todo el trámite en Madrid el texto es recortado, el Parlament puede acordar por mayoría simple retirar su propuesta.

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento