Sánchez pide a los empresarios aprovechar la "bonanza" para mejorar las condiciones laborales y ellos, "un clima político sosegado"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la clausura de la Asamblea anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF).
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la clausura de la Asamblea anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF).
Europa Press/Eduardo Parra
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la clausura de la Asamblea anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto fin a la distancia con los empresarios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) tras cinco años sin asistir a uno de sus congresos. Este miércoles ha acudido a la clausura del congreso de la IEF en el Teatro Real de Madrid para pedir a los empresarios que aprovechen este tiempo de "bonanza" para mejorar las condiciones de sus trabajadores y "defender la democracia" como el único sistema que es capaz de aunar "justicia social, con libertades civiles y crecimiento económico". Por su parte, los empresarios, representados por el presidente de Estrella Galicia, Ignacio Rivera, también han lanzado sus peticiones a Sánchez: "Necesitamos un clima político sosegado, una democracia de calidad en la que quepamos todos y garantice el marco de convivencia que tanto nos ha costado alcanzar y construir", ha señalado el nuevo presidente de esta organización empresarial.

Sánchez retoma así la normalidad con la IEF justo cuando se produce un cambio de presidente. La última vez que acudió a un congreso -se celebran dos al año- era 2018 y Francisco Riberas, presidente de Gestamp, estaba al frente. Durante su discurso criticó las medidas políticas "a corto plazo" con la "finalidad principal de garantizar la gobernabilidad". Sánchez, por su parte, criticó la baja contribución de las empresas al impuesto de sociedades. Era 2018 y el presidente no ha vuelto a reencontrarse con esta organización de empresarios hasta hoy.

Coincidiendo con la firma del acuerdo entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos para reformar las prestaciones por desempleo, Sánchez retoma los contactos con los directivos de empresas familiares como Acciona, Puig, Barceló o Grupo Antolín. A todas les ha reconocido un papel "decisivo" en el desempeño de la economía pese al contexto geopolítico, y también ha ensalzado los datos económicos en España que, a su juicio, demuestran que el Gobierno y la Unión Europea van en la "dirección correcta". Pero el eje de su intervención ha sido la petición a los empresarios de que contribuyan a la mejora de los salarios, a la estabilidad laboral de los trabajadores, así como a la transformación digital, a la transición ecológica y a la inclusividad. "Me gustaría pediros vuestra implicación para sostener el modelo (...). En pocas palabras, pediros que nos ayudéis a mejorar la vida de la gente, que aprovechéis la bonanza actual para invertir en vuestro futuro como empresa y en el nuestro como país", ha pronunciado el presidente. 

Ha puesto especial énfasis en la necesidad de pagar mejores salarios, reforzar la formación, flexibilizar el horario y hacer que el trabajo sea "una experiencia más saludable y satisfactoria", al tiempo que se ha comprometido a reforzar la empleabilidad desde el Gobierno y a ayudar en todo lo posible a los empresarios. "Tenemos que usar los beneficios actuales para invertir en la competitividad futura. Este gobierno sabrá reconocer el esfuerzo y os ayudará en lo que podamos", ha señalado Sánchez, que ha asegurado desde su "condición socialdemócrata" que cree en la "economía social de mercado" y en que necesitamos un mercado fuerte para contribuir a la riqueza.

Los empresarios necesitan "un clima político sosegado"

Por su parte, el presidente de Estrella Galicia, Ignacio Rivera, ha destacado que las empresas que componen el IEF suponen el 25% del Producto Interior Bruto (PIB) y generan más de dos millones de puestos de trabajo. También ha hecho alusión a la "visión de plusvalía" y no cortoplacista de las corporaciones familiares, lo que a su juicio contribuye a un impacto positivo en la sociedad. "Necesitamos un clima sosegado, una democracia de calidad en la que quepamos todos y nos garantice el marco de convivencia que tanto nos ha costado alcanzar y construir", ha lanzado como petición al Gobierno.

Ha subrayado que uno de los retos para la supervivencia de las empresas y para el futuro del país es la gobernabilidad. "Es importante que cualquier política industrial en España se haga de la mano de nuestras empresas familiares", ha puntualizado. Y más allá de los recados, ha agradecido "muchísimo" a Sánchez su presencia en la clausura del congreso y se ha comprometido a ayudarle "en todo lo que necesite para hacer más grande este país". 

Redactora '20minutos'

Redactora de Nacional tras los pasos del Gobierno y del PSOE desde 2024 y coruñesa desde 1993. Crecí haciendo información local en la Agencia EFE, donde también descubrí la política. Seguí al PP en Infobae España y colaboré en medios como Público, Cuartopoder y El Mundo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento