Afectados por la avería en Cercanías Madrid que han llegado andando por las vías a Atocha: "Ha sido una completa locura"

De empezar las clases en la universidad o la jornada laboral a las 9.00 horas, a hacerlo a las 11.00 horas, van dos horas de diferencia que bien tendrán que recuperar o habrán perdido, por una avería en la señalización en la entrada de la estación de Atocha.
Los afectados por la avería, andando por las vías en dirección a Atocha.
EFE
De empezar las clases en la universidad o la jornada laboral a las 9.00 horas, a hacerlo a las 11.00 horas, van dos horas de diferencia que bien tendrán que recuperar o habrán perdido, por una avería en la señalización en la entrada de la estación de Atocha.
Los afectados por la avería, andando por las vías en dirección a Atocha.
EFE

De empezar las clases en la universidad o la jornada laboral a las 9.00 horas, a hacerlo a las 11.00 horas, van dos horas de diferencia que bien tendrán que recuperar o habrán perdido. Esto es lo que les ha pasado a los usuarios de las líneas C-2, C-7 y C-8 de Cercanías de Madrid este lunes por la mañana en plena hora punta, cuando una avería en la señalización en la entrada de la estación de Atocha ha provocado que los pasajeros de dos trenes que llevaban parados cerca de una hora a la altura de la calle Téllez activaran la apertura de puertas de emergencia y terminaran a pie, caminando por las vías, los últimos metros de su trayecto hasta Atocha

A su llegada a los andenes de la estación, los pasajeros han incluso atravesado las vías y han recibido ayuda por parte del personal de seguridad para subir rápido a los andenes y evitar un desgraciado posible arrollamiento. Según fuentes de Renfe, esta incidencia no ha ocasionado daños físicos a ningún pasajero, pero sí retrasos que poco a poco se van solventando.

La presencia de personas en las vías ha obligado a cortar la circulación entre las 9 y las 9.17 horas en la entrada a Atocha para garantizar la seguridad, han indicado desde el gestor ferroviario. Como consecuencia de esta incidencia, se han registrado retrasos medios de 25 minutos en las líneas C-2 (Guadalajara-Chamartín), C-7 (Alcalá de Henares-Príncipe Pío) y C-8 (Guadalajara-Cercedilla).

Gente caminando por las vías en Atocha. Por esta vía va a venir el tren dirección T-4 en un minuto.

Juan Francisco, trabajador de 21 años y residente en Vallecas, ha sido una de las personas que ha sufrido la inaudita escena de este lunes y así lo ha denunciado con varios vídeos subidos a la red social X. "Es una vergüenza. Esto es un día más en Renfe, lo habitual", lamenta a 20minutos.

El joven ha salido de su casa poco después de las ocho de la mañana para coger la C8 sobre las 8.20 horas en Asamblea con destino Atocha, pero cuando estaba a punto de entrar en Atocha, el tren se ha quedado "parado, cerrado, sin aire, una hora". Explica que lo visto este lunes, gente caminando por las vías para alcanzar la céntrica estación, "nunca lo había visto". Según su relato, el tramo caminando ha sido de "unos cinco minutos".

"El vagón iba lleno. La gente estaba nerviosa y agobiada. Una niña casi se desmaya por el calor y otra persona ha sufrido vómitos. Cuando han abierto las puertas, la gente mayor ha tenido que ser ayudada para bajar a las vías. Esto es un día más de trabajo perdido por culpa de Renfe. Tendría que haber empezado la jornada a las nueve y son las 10.30 y aún estoy en Chamartín y tengo que llegar a Colmenar Viejo. Hoy tendré que recuperar unas tres horas de trabajo por este retraso", se queja Juan Francisco, al teléfono con 20minutos.

Según han confirmado fuentes de Renfe también, que está investigando las circunstancias de lo sucedido, uno o varios pasajeros de ambos trenes afectados ha accionado el sistema de alarma y el resto de viajeros ha abandonado el convoy para llegar caminando por las vías de la red de Cercanías hasta la estación de Atocha. Por ello, se ha cortado la circulación entre las 9 y las 9.17 horas en la entrada a Atocha para garantizar la seguridad y el personal de seguridad ha sido avisado inmediatamente y ha procedido a ayudar en la evacuación de los pasajeros de las vías.

Otra de las personas que ha sufrido la avería de esta mañana es Marta Carrasco, estudiante de Marketing y Publicidad en Pozuelo. Todos los días completa en Cercanías el trayecto desde su casa, en Santa Eugenia. Allí ha cogido un tren de la línea C7 esta mañana a las 7.15 horas para llegar a su primera clase, a las 9.00 horas. Pero, "un día más", ha llegado tarde. Aunque lo de esta mañana ha sido "lo nunca visto", dice mientras llega a Pozuelo a las 11.00 horas.

Su relato describe una "agobiante" escena en la que las ventanas de su vagón, lleno de personas "como sardinas en lata", han empezado a condensar por el calor que hacía dentro. "Todos íbamos sudando, ha sido muy agobiante, dos personas se han desmayado. No decían nada por megafonía y, al cabo de 50 minutos, la gente ha comenzado a golpear las puertas y, al final, han tirado de la palanca de emergencia para abrir las puertas y la gente ha comenzado a salir para llegar andando por las vías".

La joven, de 18 años, ha optado por quedarse dentro del tren. Explica a 20minutos que las demoras han continuado al llegar a Atocha, que le ha costado otros 20 minutos desde que los pasajeros abriendo las puertas con la palanca de emergencia, y que ha sufrido de nuevo esperas en Príncipe Pío. "Voy siempre en tren y siempre pasa algo, el servicio es bastante malo, pero lo de hoy ha sido una completa locura", concluye.

Redactora '20minutos'

Periodista y portadista en 20minutos desde 2012. Empecé en la sección de Multimedia y de ahí he pasado por Redes, Cultura, Cierre y Mi Bolsillo. Desde hace cuatro años formo parte del equipo de Última Hora lidiando sobre todo con el coronavirus. Me gusta escribir de salud, ciencia, medio ambiente, educación y temas sociales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento