La política madrileña se da una aparente tregua por el Dos de Mayo: cordialidad entre Ayuso y los miembros del Gobierno

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda al ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, durante los actos del Dos de Mayo.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda al ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, durante los actos del Dos de Mayo.
EP
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, saluda al ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, durante los actos del Dos de Mayo.

Los actos institucionales del Dos de Mayo han reunido este jueves en la Puerta de Sol a representantes políticos de varios niveles administrativos y de distinto signo político. La situación se ha prestado para observar si las palabras de este lunes del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre moderar y relajar el tono político han calado entre los asistentes. 

Uno de los focos estaba puesto en la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres. Sin embargo, ambos han mantenido un tono correcto en su relación. Durante su discurso, Díaz Ayuso ha evitado hacer alusiones directas o críticas expresas al Gobierno de España, como en otras ocasiones. Con un marcado semblante institucional, la dirigente ha manifestado que en la región "no triunfan las identidades de terruño, ni el saberse más que nadie, ni los abusos e injusticias". Por su parte, Torres ha tendido la mano al Gobierno regional para "caminar juntos en la cogobernanza" y tratar los temas que preocupan a los madrileños, como la vivienda o el empleo.

Ambos han mantenido una relación protocolaria. Al igual que con el delegado del Gobierno en Madrid, Francisco Martínez. Mucho dista esta celebración de lo vivido el año pasado, cuando el ministro de Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, decidió asistir al evento, pero al no estar invitado se le negó ocupar uno de los espacios reservados en la tribuna de autoridades del exterior y el personal de Protocolo le impidió el acceso.

Punto y seguido en la confrontación en otros escenarios

Sin embargo, a pesar de esta templanza entre el ejecutivo autonómico y nacional durante el Dos de Mayo, la confrontación se ha producido en otros frentes. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha aprovechado para remarcar su posición sobre el "señor bulo", apelativo con el que se ha dirigido al presidente del Gobierno central: "Es un día para decirle a Sánchez que él no va a marcar la historia de España". Para Almeida, el punto y aparte al que se refirió consiste en la "persecución" de todo aquel que no piensa y acata los deseos "del amado líder". 

En una línea similar se ha pronunciado el portavoz del PP en la Cámara de Vallecas, Carlos Díaz-Pache, al afirmar que las palabras de Sánchez son "un engaño como todo lo que hace". Por ello, ha expresado que la región debe "permanecer con ese espíritu que no se doblega antes las imposiciones", al igual que hizo en 1808 contra la ocupación francesa.

Desde Más Madrid, la portavoz del grupo en la Asamblea de Madrid, Manuela Bergerot, ha lamentado que en este Dos de Mayo "el PP sigue amordazando a la oposición en la Asamblea de Madrid". En su intervención, ha vuelto a denunciar la falta de explicaciones que la presidenta regional ha dado sobre las víctimas de la residencia o sobre sus dos áticos en el centro que "disfruta por un aparente fraude fiscal". Begerot ha afirmado que mientras Ayuso "siga negando verdad, justicia y reparación, seguiremos luchando". 

Quien sí ha mostrado ganas de poner punto y aparte ha sido el portavoz del PSOE-M en la Asamblea regional, Juan Lobato. "¿Vamos a ser capaces de dejar de insultarnos y a hablar sobre propuestas?, se preguntaba. Lobato se ha comprometido a no "entrar al trapo" y ser respetuoso, aunque ha confesado que no es una tarea fácil. El dirigente socialista ha considerado que sería necesario que todos, incluido él, hicieran autocrítica y reflexionasen sobre la forma en la que se hace política y pedía "subir un poco el nivel de la política en Madrid". Lobato ha querido centrar sus palabras en los desafíos que hay en la comunidad con la justicia social: "Que las oportunidades estén bien repartidas".

En sintonía con Lobato, la portavoz municipal en el Ayuntamiento de Madrid, Reyes Maroto, ha recalcado la necesidad de hacer una política al servicio de la ciudadanía. Sin embargo, reprocha a Almeida que en el último pleno usara su turno para "insultar y difundir bulos". Maroto espera que la carta del presidente sirva para "hacer reflexionar al PP" y para que el alcalde de Madrid "cambie esta forma de hacer política del fango".

La dirigente de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, se ha mostrado escandalizada por escuchar a Sánchez hablar de limpieza, ya que, "eso ya lo hemos escuchado en otros países, la limpieza de los periodistas que discrepen, la limpieza los políticos que disientas". Por ello, la dirigente estima que es necesario seguir denunciando las actuaciones que van en contra de la libertad y troquelan la democracia en España.

Redactor '20minutos'

Grado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Comunicación Política y Empresarial en la Universidad Camilo José Cela. Escribo sobre información local y los asuntos que ocurren en la Comunidad de Madrid, buscando la información de utilidad que afecta directamente a los madrileños en temas como la Sanidad, la Educación, los Asuntos Sociales o sobre los cambios que trae todo el proceso de digitalización.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento