La Agencia Tributaria prevé aumentar su plantilla en 2.100 efectivos hasta 2027 y tomar "medidas urgentes" en el área de informática

Imagen de archivo de una oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.
Imagen de archivo de una oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.
Carlos Luján / EUROPA PRESS
Imagen de archivo de una oficina de la Agencia Tributaria en Madrid.

La Agencia Tributaria (AEAT) prevé reforzar en los próximos cuatro años su plantilla con una ampliación de 2.100 trabajadores, según recoge el Plan Estratégico que el organismo adscrito al Ministerio de Hacienda ha puesto en marcha este lunes. La que será la hoja de ruta del órgano hasta 2027 recalca la necesidad de adoptar "medidas urgentes" para reforzar especialmente el área de informática y reducir su dependencia de contrataciones externas.

El Plan Estratégico contempla aumentar el personal de la AEAT hasta llegar a los 29.376 empleados en 2027, un 7,63% más que los 27.294 efectivos con los que cuenta actualmente. "Es preciso potenciar un crecimiento del número de plantilla de la Agencia Tributaria como única fórmula para paliar el efecto de las futuras jubilaciones y del resto de salidas o bajas de su personal y para alcanzar una cifra de empleadas y empleados públicos acorde con su estructura y sus cometidos", señala el documento, que se marca como meta superar los recortes acometidos durante la crisis financiera y adquirir dimensiones similares a las de otras administraciones tributarias del entorno de la OCDE. 

A lo largo de los próximos cuatro años, el organismo estima que se producirán 6.639 salidas de trabajadores (6.190 funcionarios y 449 personal laboral), una cifra que se espera cubrir con creces mediante la incorporación de 8.721 efectivos (8.593 funcionarios y 449 laborales). De este modo, se prevé incrementar un 9,56% el número de funcionarios al servicio de la AEAT hasta los 27.530 en 2027 y reducir un 14,81% el personal laboral hasta los 1.846 efectivos.

En particular, la hoja de ruta hace hincapié en el refuerzo del departamento de informática, que gestiona cada vez más proyectos en un entorno tecnológico "cada vez más complejo". Para hacer frente a la irrupción de las nuevas tecnologías, la AEAT ha recurrido con frecuencia en los últimos tiempos a trabajadores externos. "Del total de personas que prestan sus servicios en el departamento de informática tributaria, el personal de asistencia externa ha pasado de representar un 38,9% en 2010 a un 52,5% en 2023", reconoce el Plan Estratégico. 

La hoja de ruta del organismo dependiente de Hacienda aconseja aumentar el personal propio para reducir así el riesgo de una "excesiva dependencia" de la asistencia técnica externa. De este modo, subraya que es necesario adoptar "medidas urgentes", entre las que propone la convocatoria de plazas de este ámbito con especialidad tributaria y la reorganización del departamento para garantizar la salvaguarda de la seguridad de la información de los contribuyentes y la protección de datos.

"La Agencia Tributaria, consciente de la responsabilidad que supone la gestión de la información crítica que maneja y los servicios que ofrece al ciudadano, siempre ha tenido presente la seguridad de la información", subraya el documento puesto en marcha este lunes, que recuerda que las labores llevadas a cabo por el organismo dependiente de Hacienda se han digitalizado para mejorar su eficiencia y facilitar el servicio a los ciudadanos. "A medida que este proceso de digitalización ha ido avanzando, también ha supuesto una mayor exposición de la organización a los riesgos de ciberseguridad y a la dependencia de la tecnología, sin la cual ya no sería posible desarrollar su actividad", reconoce.

En línea con esa modernización, la AEAT ha incorporado en los últimos tiempos la inteligencia artificial para agilizar tareas como el tratamiento masivo de datos. "Estos sistemas funcionan en base a reglas fijadas por humanos, de manera que no hacen uso de las capacidades predictivas o generativas propias de los sistemas de inteligencia artificial", aclara el Plan Estratégico, al tiempo que aspira a seguir avanzando en el uso de esta tecnología.

Además, la AEAT se propone para los próximos cuatro años fortalecer su labor de servicio público y adoptar medidas para incentivar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales. En ese sentido, el organismo pretende continuar en la línea de la campaña de sensibilización contra el fraude fiscal lanzada en 2023, al mismo tiempo que se propone mejorar en los próximos cuatro años los canales de asistencia a los ciudadanos y simplificar los documentos administrativos y el sistema de autoliquidaciones rectificativas, para que el propio contribuyente pueda subsanar los posibles errores.

El Plan Estratégico apunta también a que entre 2024 y 2027 la AEAT aumentará la "intensidad" de las actuaciones de control sobre aquellos contribuyentes que desarrollen actividades económicas y presenten un mayor "riesgo fiscal". En particular, el organismo pretende cercar a los grandes grupos empresariales que tributan bajo el régimen de consolidación fiscal, un colectivo que cifra en 50.000 entidades (apenas un 3% del total), pero que aportan el 30% de lo que recauda el Impuesto de Sociedades.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento