Patrimonio da el visto bueno a la pasarela de Altadis perpendicular al río al no producir una afección negativa del conjunto histórico

Recreación del diseño realizado por el arquitecto internacional Kengo Kuma y su equipo para la pasarela peatonal de Altadis.
Recreación del diseño realizado por el arquitecto internacional Kengo Kuma y su equipo para la pasarela peatonal de Altadis.
KKH
Recreación del diseño realizado por el arquitecto internacional Kengo Kuma y su equipo para la pasarela peatonal de Altadis.

La Comisión Provincial de Patrimonio, en la sesión celebrada este miércoles, ha dado luz verde a una modificación puntual del PGOU para la construcción de la pasarela peatonal de Altadis, en el tramo de la dársena situado entre los puentes de Sal Telmo y de Los Remedios, que finalmente será perpendicular al río, tras el cambio de dirección sobre el proyecto inicial y respetar los valores patrimoniales y urbanísticos.

La Junta ha justificado la decisión en que, al haberse desplazado la cabecera de la pasarela al cruce entre el Paseo de las Delicias y la calle de la Rábida, y con el nuevo trazado perpendicular al río, esta "no incide a la percepción histórica" del Palacio de San Telmo desde el río "ni produciría una afección negativa sobre la percepción del Conjunto Histórico y de sus elementos más emblemáticos" desde la cuenca visual del Guadalquivir. 

En concreto, hace referencia a la Torre del Oro, los Jardines del Cristina, y del frente urbano hacia el río en ese tramo, todo ello atendiendo al acuerdo de la sesión celebrada el 23 de julio de 2023 de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico sobre el documento aprobado inicialmente.

En cualquier caso, el Proyecto de Ejecución de la Pasarela requerirá la preceptiva autorización en base al artículo 33.3 de la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía (LPHA), que deberá permitir valorar nuevamente, ya con el diseño definitivo, la afección visual sobre el BIC San Telmo en cuyo entorno se sitúa, incluyendo para ello un estudio de las visuales desde y hacia el BIC, en el que se compruebe su posible afección, y sin perjuicio del cumplimiento de cuantas normativas urbanísticas o sectoriales le sean de aplicación, a comprobar por el Ayuntamiento.

Otros asuntos aprobados por Patrimonio

Cultura también ha aprobado la rehabilitación de las cubiertas del mercado de la calle Feria, así como la renovación de estas instalaciones, sustituyendo algunos elementos por otros de características similares y sin producir una variación significativa en sus principales elementos arquitectónicos.

La rehabilitación consistirá, entre las acciones más destacas, en la impermeabilización de las cubiertas planas del marcado con el fin de eliminar las filtraciones y mejorar la eficiencia energética del edificio. También se va a llevar a cabo una limpieza y reposición de piezas cerámicas rotas y/o recolocación de piezas sueltas, la sustitución o reparación de elementos de fijación.

De igual modo, se va a sustituir totalmente el sistema de climatización actual, buscando mejorar el confort y la eficiencia energética en el interior del edificio, para ello se sustituirán las máquinas existentes en las cubiertas por otros equipos con mejor rendimiento y menor impacto sonoro.

Con respecto a la posible incidencia que la intervención podría ocasionar a la Iglesia de Omium Sanctorum, conviene destacar que la nueva instalación de climatización es similar a la existente, sin por ello causar una afección visual significativa, pues se van a ubicar en la cubierta plana y retranqueada a cinco metros de la fachada hacia calle Feria, y nueve metros hacia la Plaza Calderón de la Barca.

Por último, la Comisión de Patrimonio también ha informado favorablemente la propuesta de intervención de dos vidrieras de la Catedral de Sevilla, obras de Arnao de Vergara (hacia 1535) y Arnao de Flandes (hacia 1540), tituladas respectivamente 'San Sebastián', ubicada en la nave lateral del Bautismo, sobre la Puerta de Palos; y 'San Cristóbal', situada en la nave lateral San Miguel, sobre la Puerta de Campanillas.

En general, las vidrieras presentan un mal estado de conservación, pues, además de los daños habituales producidos por el paso del tiempo, como la pérdida de la capa de pintura, los fragmentos de vidrio resquebrajados y el revestimiento de pintura, también se observan los causados por la tormenta de febrero de 2014, cuando la fuerza del viento dañó severamente la fijación a la obra, de modo que las vidrieras carecen de la sujeción suficiente, por lo que es imprescindible que se desmonten cuanto antes y se lleven a cabo medidas de restauración.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento