Aragonès dice que irá "hasta el final para depurar responsabilidades" por su espionaje por parte del CNI durante nueve meses

Aragonès dice que irá "hasta el final para depurar responsabilidades" por su espionaje por parte del CNI durante nueve meses
Aragonès dice que irá "hasta el final para depurar responsabilidades" por su espionaje por parte del CNI durante nueve meses
Aragonès dice que irá "hasta el final para depurar responsabilidades" por su espionaje por parte del CNI durante nueve meses
Aragonès dice que irá "hasta el final para depurar responsabilidades" por su espionaje por parte del CNI durante nueve meses
Europa Press

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha realizado sus primeras declaraciones tras conocerse este jueves por la noche que el CNI pidió el aval del Tribunal Supremo para espiar con el software Pegasus su móvil entre julio de 2019 y marzo de 2020, argumentando que era quien coordinaba las acciones de los CDR en Cataluña. Aragonés ha calificado los hechos de una "segunda 'operación Cataluña'" y ha anunciado que irá "hasta el final" para "depurar responsabilidades" por lo que considera que busca "destruir un proyecto político legítimo que es la libertad de Cataluña".

En declaraciones a la prensa tras inaugurar una escuela, el presidente catalán ha dicho este viernes: "Ayer [por este jueves] tuvimos por fin acceso a una parte de la autorización judicial para justificar el espionaje al que estuve sometido durante nueve meses. A pesar de que fue una información incompleta, con páginas enteras tachadas para que no se pudiera ver el contenido, lo que constatamos es que la 'operación Cataluña' ha tenido una segunda parte, que ha sido un espionaje masivo a personas por nuestro compromiso con la independencia de Cataluña, además, incluyendo algunas afirmaciones que están fuera de toda realidad y fuera de todo sentido común y que, sinceramente, si una parte de la seguridad nacional está en manos del servicio de inteligencia que comete errores de esta magnitud, es decir, que justifica la vulneración de derechos fundamentales en base a mentiras, yo me preocuparía por la seguridad nacional". 

"Si no fuese porque he estado sometido a un espionaje durante nueve meses, sería para reírse, como una aventura de Mortadelo y Filemón", ha agregado. 

"Es lamentable las mentiras que se han incluido ahí. Todo el mundo que tenga un mínimo de la realidad política catalana ve que las afirmaciones que se sustentan ahí no tienen ningún tipo de base. Por lo tanto, iremos hasta el final porque estas mentiras lo que esconden es la intencionalidad política de espiar, de tener acceso a la intimidad, a nuestras comunicaciones, a toda nuestra vida, para destruir un proyecto político legítimo que es la libertad de Cataluña. Iremos hasta el final para que se depuren responsabilidades", ha concluido.

PP y PSOE se acusan mutuamen

Por su parte, el PP ha asegurado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue quien autorizó espiar entre 2019 y 2020 con el software Pegasus el móvil del actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ante las sospechas de que ejerciera como coordinador de los CDR, cuyos actos ahora amnistía el PSOE.

Fuentes del PP han señalado que Sánchez fue quien autorizó este espionaje, al aprobar ya como presidente del Gobierno los objetivos anuales del CNI y firmar la directiva de seguridad de marzo de 2019 que recoge esta cuestión, por lo que sostienen que "no puede alegar ignorancia" al respecto.

Además, el PP ha reprochado que Sánchez autorizara investigar a ERC al mismo tiempo que se sentaba con sus dirigentes en una mesa de diálogo bilateral. Y ha denunciado que las actuaciones de los CDR que motivaron aquella investigación son las que ahora serán amnistiadas por la ley que aprueba el Congreso el día 30 de enero y que fue pactada por el PSOE con ERC y Junts para la investidura de Sánchez.

Por otro lado, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha asegurado que "el Gobierno, en aquel momento, cuando se produjeron esos episodios, ni tenía conocimiento ni había autorizado, porque eran operaciones que venían de antes", ha dicho a su llegada este viernes a un consejo informal de ministros de Justicia en Bruselas.

El ministro ha añadido que este Ejecutivo "respeta" el Estado de Derecho, "a diferencia de lo que pasaba durante gobiernos anteriores". "Lo que ocurre es que, a diferencia de lo que pasaba durante gobiernos anteriores, nosotros, este gobierno, respeta el Estado de Derecho y no hay ninguna presión, ninguna injerencia en el funcionamiento normal de las instituciones y de los organismos, como en este caso es el CNI y, por tanto, lo que tenemos que hacer es mostrar todo el respeto por el trabajo que hace", ha añadido.

Según Bolaños, esas operaciones contaron siempre con autorización judicial y ha añadido que ni el CNI, ni el Tribunal Supremo tienen que informar al Ejecutivo. En su opinión, en este caso ha habido un funcionamiento "normal del Estado de Derecho, porque lo que hizo el Centro Nacional de Inteligencia es solicitar autorización al juez del Tribunal Supremo, a quien le correspondía dar esa autorización y la dio".

Declaración de Paz Esteban

El Gobierno remitió este jueves al juzgado de instrucción número 29 de Barcelona los tres autos del Supremo que avalaron la escucha con el programa Pegasus, que constituye la única documentación secreta relacionada con el espionaje a Aragonès que el Consejo de Ministros acordó facilitar. 

Precisamente, la exdirectora el CNI, Paz Esteban, declara este viernes como imputada, por videoconferencia, ante al juez de Barcelona que investiga el espionaje al móvil de Aragonès. La declaración de Esteban se produce pocas horas después de saberse que la intervención se pidió porque se consideraba que Aragonès coordinaba los CDR. 

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento