Dónde invertir tus ahorros en 2024: "Hay que evitar productos que aseguren elevados rendimientos en poco tiempo y sin riesgo"

Una buena forma de conseguir ahorrar es ir poniéndote metas de ahorro diarias o mensuales. Ir lográndolas te reforzará en tu idea.
Imagen de archivo de dinero ahorrado
Pixabay/nattanan23
Una buena forma de conseguir ahorrar es ir poniéndote metas de ahorro diarias o mensuales. Ir lográndolas te reforzará en tu idea.

El 2023 se despide tras un año en el que la inflación ha azotado de forma considerable al bolsillo de las familias españolas, algunas de las cuales se han visto perjudicadas además por el aumentos de los tipos de interés, mientras que otras se han visto beneficiadas por una mayor rentabilidad de sus productos financieros.

Ahora, este 2024 los hogares se enfrentarán a nuevos escenarios que pueden variar en función de los contextos que vayan marcando la situación económica. En cualquier caso, son muchos los españoles que se preguntan en qué instrumentos o productos financieros confiar sus ahorros en el próximo año.

"Como viene ocurriendo en los últimos años, las actuaciones de los Bancos Centrales respecto al tipo de interés van a marcar el comportamiento de los mercados y, por ende, de las oportunidades de inversión", explica a 20minutos José Luis Manrique, director de estudios del Observatorio Inverco

En este sentido, el experto puntualiza que la duda está en conocer a qué velocidad normalizarán los tipos los bancos centrales, aunque indica que "muy probablemente los mercados hayan descontado ya una bajada que de no producirse, afectará tanto a la renta fija como a la variable".

Letras, depósitos, fondos... ¿qué se espera de ellos?

Durante este año, ciertos activos han llegado a dar rentabilidades considerables, como las letras del Tesoro o algunos depósitos de entidades bancarias que han aumentado su remuneración. Pero, ¿seguirán siendo tan atractivos en 2024 como este año? 

Las letras del Tesoro alcanzaron este año valores históricos, situándose sus máximos cerca del 3,6% en el caso de las letras a tres meses y rozando el 3,9% a nueve meses. "Aunque ya están dando síntomas de ajuste, es muy probable que, al menos durante los primeros meses del año, las letras mantengan rentabilidades atractivas", señala el experto.

Las cuentas remuneradas y los depósitos bancarios también han captado la atención de los pequeños ahorradores gracias al aumento -aunque comedido- de su rentabilidad. Respecto a una mejora de las condiciones de estos productos, Manrique considera que dependerá de si las circunstancias se modifican o no. 

"Si las circunstancias no se modifican, la política de retribución de este tipo de activos no se debería modificar sustancialmente", apunta, añadiendo que la probabilidad de que ocurra una notable mejoría será "mucho menor con las posibilidades de bajada de tipos que se están manejando". 

Ahora bien, Manrique augura una gran disposición por los fondos: "Muy probablemente, y como viene ocurriendo en los últimos años, los Fondos de Inversión seguirán centrando la atención del ahorrador nacional, como demuestran las cifras del Banco de España en sus cuentas financieras de la economía española".

Dónde invertir y dónde no: la gran pregunta

Si bien las oportunidades de inversión estarán marcadas por los tipos de interés que se establezcan, Manrique lo tiene claro: "En cualquier caso, con los niveles actuales de tipos, la renta fija va a seguir siendo atractiva, y mucho más si la adquirimos a través de fondos de inversión, porque vamos a poder diversificar plazos, emisores y emisiones".

Pero antes de invertir hay que tener en cuenta aspectos como el perfil inversor, el capital disponible, los conocimientos en la materia y el plazo esperado para obtener beneficios. "Cada inversor, en función de sus necesidades y perfil de riesgo, y si es necesario bajo el consejo de un experto, determinará en cada momento lo que más se ajuste a sus circunstancias personales", expone Manrique.

Para asegurarse y no caer en errores, el experto recomienda que cada persona responda a dos preguntas clave: cuál es el perfil de riesgo en el que nos encontramos cómodos y cuál es el plazo en el que necesitaríamos disponer de nuestros ahorros. 

Asimismo, aconseja que se deberían "evitar productos que aseguren elevados rendimientos en poco tiempo y sin riesgo". "El plazo óptimo para la inversión es el largo plazo, y el binomio rentabilidad riesgo es inevitable: cuanto mayor es uno, mayor es el otro, y viceversa".

En cuanto a las mejores opciones de inversión, José Luis Manrique concreta que los mejores instrumentos serán siempre los que diversifiquen el riesgo: "Nunca pongamos todos los huevos en la misma cesta". "Y aquí, tanto los Fondos de Inversión como los Fondos de Pensiones toman la delantera, ya que una de sus obligaciones es invertir con una gran diversificación", agrega.

"Si a esto le sumamos la gestión profesional de los fondos (que permite el acceso a mercados a los que los minoristas no tendríamos acceso) y sus ventajas fiscales, ambos productos serían óptimos para canalizar nuestros ahorros", detalla el experto.

De este modo, incide en que el ahorro para la jubilación debería ser una "prioridad absoluta". "Los Planes de Pensiones Individuales permiten ahorrar hasta 1.500 euros anuales", explica Manrique, quien añade que, además, para quienes disfruten de un plan de empleo se puede aportar hasta lo que aporte la empresa.

En este sentido, Manrique realiza una mención especial para los trabajadores autónomos: "Ellos pueden aportar hasta 1.500 euros en el Plan Individual y 4.250 euros adicionales en los nuevos planes de empleo simplificados para autónomos. En total 5.750 euros de ahorro al año para nuestra jubilación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento